Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La venganza de la Señora de Cuenca contra La 1

Amar en tiempos revueltos
Juan M. Fdez
@juanmafdez
19.04.2015 | 06:00

“Quién gana la tarde, gana el día” es una de las frases más utilizadas en el sector de la televisión. Y de ahí que Antena 3 haya centrado sus esfuerzos durante los últimos años en levantar esta franja. Los resultados han sido evidentes. También Cuatro, aunque con peor fortuna.

Sin embargo, en TVE no lo entendieron. Amar en tiempos revueltos lideraba de forma holgada en las tardes. Ni la todopoderosa Sálvame podía con la televisión pública. Lo hacía además con un presupuesto irrisorio: 55.000 euros por capítulo.

Pero, a pesar de ello, alguna mente privilegiada decidió que había que cargársela. Unos creen que fue por sus tintes políticos. Otros porque en el Gobierno pensaba que era cara. Y otros defienden que aquellos que no apostaron por su continuidad tenían intereses en que Antena 3 mejorara su tarde.

Desde luego que aquel o aquellos que tomaron la decisión o no son muy inteligentes, o no tienen ni puñetera idea de televisión, o sencillamente pensaron que era la mejor forma de cargarse la televisión pública. Y no creo que nadie admita ser tonto o no tener ni idea de televisión.

Y mira que lo avisamos: los grandes datos de Amar en tiempos revueltos aportaban a la media del día de La 1 un 1,3% de share. Pero, nada, los brillantes consejeros de TVE decidieron que no se podía seguir con la ficción.

Y de aquellos barros, estos lodos. TVE estrenaba este miércoles en prime time Acacias 38 previamente a su emisión en la sobremesa. Los datos, como era de esperar, fueron malos. Muy malos. Sólo un 8% se dignó en asomarse a la televisión pública. Y eso que la competencia no era la del martes.

La señora de Cuenca, aquella que consumía fielmente Amar en tiempos revueltos, le ha dado una patada a TVE. Y con razón. En su día, los inteligentísimos consejeros de TVE decidieron robarle su serie favorita. También sus telenovelas latinoamericanas. No entendieron nada.

Nuestras madres, tías, abuelas o vecinas tuvieron que emigrar a Antena 3 para continuar con las andanzas de sus personajes favoritos. Y ahora, lógicamente, han decidido vengarse. Algunas ya ni se acuerdan de sintonizar TVE.

Curiosamente, el presupuesto de Acacias 38 no se aleja mucho del de Amar en tiempos revueltos. Y ahora, pregúntense.

Los que retiraron Amar en tiempos revueltos eran:

- ¿Tontos?

- No sabían de televisión.

- Querían cargarse TVE.

- Tenían intereses en que mejorara la tarde de Antena 3.