Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Siete años del 'Belengate', una de las guerras más sucias de la TV

Juan M. Fdez
@juanmafdez
18.09.2016 | 10:23

11 de septiembre de 2009. El mundo recuerda el ataque de Bin Laden a las Torres Gemelas de Nueva York ocho años atrás. Mientras, en Telecinco, el nombre del terrorista vuelve a resonar con fuerza en boca de Belén Esteban. “¡Ni que fuera yo Bin Laden!”, explotaba la colaboradora en Sálvame Golfo después de que el informativo de Matías Prats abriera con la noticia de que el Defensor del Menor había solicitado  a la Fiscalía de Menores que actuara para proteger los derechos de su hija, cuya privacidad estaría siendo violada de forma recurrente a través de la televisión.

Antena 3 no dudó en abrir sus noticias con la noticia de Belén Esteban

Todo había comenzado esa misma mañana. La noticia ya se había hecho pública en Espejo público. Sin embargo, Susanna Griso no hizo mención alguna al nombre de Belén Esteban. La presentadora se limitaba a decir que una famosa iba a ser investigada por la Fiscalía de Menores. En ese momento el reloj marcaba exactamente las 9:01.

No fue hasta tres minutos después, a las 9:04, cuando Ana Rosa Quintana, conocedora de lo que acaba de suceder en Antena 3, anunciaba en su programa idéntica noticia, pero poniendo nombre a la misteriosa famosa: Belén Esteban. La caja de Pandora acababa de abrirse.

Todos los medios comenzaron a hacerse eco de la noticia, sobre todo después de que el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, lo confirmara a media mañana (11:42) en La Mañana de La 1, donde acudía para tratar el asunto de los enfrentamientos producidos el pasado fin de semana en Pozuelo entre la policía y un grupo de jóvenes de la localidad.

“Permítame que le haga una pregunta. Más que nada por contrastar una información que me ha llegado. Me dicen que la Fiscalía de Menores le ha pedido que intervenga en el caso de Belén Esteban para que deje de hablar de su hija en televisión”, preguntó Mariló Montero. “Normalmente no hago declaraciones de los temas que llevamos. Pero la información está equivocada. El que ha dicho que intervenga he sido yo, no la Fiscalía”, contestó Canalda a pesar de que había pactado con el programa que no se le preguntara por el asunto.

¿Filtración o chivatazo?

Sólo unas horas después, desde Sálvame se acusaba a Espejo Público de haber publicado la noticia pese a que el Defensor del Menor apelaba en su carta a la “sensibilidad” de los medios para no hacerlo. “Todos los programas de televisión que se emite por la mañana han hecho pública esta nocticia, cuando el defensor del menor de la comunidad de Madrid recomendaba en su escrito no hacerlo. ¿Por qué lo sacan hoy, justo cuando se emite Sálvame Deluxe? Todo forma parte de una guerra de audiencias para perjudicar a Sálvame”, decía Jorge Javier Vázquez.

El presentador no dudaba en meter en el mismo saco a todos los programas que habían publicitado la noticia, incluido a El programa de Ana Rosa, que se emite en Telecinco, pero producido por Cuarzo, responsable de DEC, el programa que se emitía los viernes noche en Antena 3 y que no levantaba cabeza desde la llegada de Sálvame Golfo a ese horario.

Mila Ximénez incluso fue más allá y aseguró que la competencia había sacado la noticia ese día para intentar hundir a Belén y que DEC tuviese el terreno más despejado para vencer esa noche. La misma teoría también defendió la propia Belén. "Se siente, Cuarzo si estamos teniendo audiencia".

Y así era. Sálvame arrasó en audiencia con la presencia de la protagonista en plató para defenderse de las acusaciones y no dejar títere con cabeza Sobre todo, al defensor del menor, por la forma en la que hizo pública la noticia. Y es que, al hacer público el requerimiento, provocó el efecto contrario al que se pretendía, convirtiendo a la pequeña Andrea, cuya intimidad se debía proteger, en protagonista indiscutible de la actualidad informativa.

“Porque hoy se han dicho cosas que no voy a permitir. Esta mañana mi madre me ha despertado para decirme que había una investigación y que me podían quitar la niña. Me he enterado de esta barbaridad. Y yo, señores, si van a por mí o a por mi hija… ¡Por mi hija mato!”, dijo la colaboradora. “Mi hija, ¿qué hace en un Telediario? ¡Ni que yo fuera Bin Laden!”, añadió.

Jorge Javier, por su parte, aseguró que la carta del defensor del menor llevaba días rondando por los medios y que nadie se había atrevido a difundirla. Fuentes del Defensor del Menor reconocieron haber enviado esa misiva un mes antes, pero sólo a Telecinco y nunca a Antena 3 ni a ningún otro medio informativo.

Pero, entonces, ¿quién filtró la noticia a Antena 3? Todas las miradas se centraron en la figura de Javier Urra, ex Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, que trabajaba como colaborador en Espejo Público. Sin embargo, Urra negó a través de terceros que él tuviera algo que ver con esta filtración.