Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

‘Aquí no hay quien viva’, el ‘Friends’ de Amazon en España

Este tipo de comedias se suelen ver en modo maratón y son esenciales a la hora de renovar una suscripción

'Aquí no hay quien viva'
'Aquí no hay quien viva'
Mike Medianoche
@mikemedianoche
05.08.2020 | 08:40

Estamos una era en la que las plataformas de vídeo se esfuerzan por crear contenidos nuevos y de calidad; ahí está como ejemplo los Emmy de 2020, en la que Netflix y HBO encabezan la lista como medios con más nominaciones a sus espaldas.

Sin embargo, pocas cosas funcionan tan bien en un catálogo premium como una comedia clásica, de esas que cuando las ves te hacen sentirte en casa, te trasladan a otros años de tu vida más felices (o con menos problemas), que sirven para echar el rato, o incluso para hacer compañía, ya sea mañana, tarde o noche.

Un buen ejemplo de esto es Friends, serie que supuso una guerra por sus millonarios derechos entre Netflix y HBO Max. Y es que la serie sigue volviendo locos a su amplia red de fanáticos que la veían en los años 90, y también, a una nueva generación que la ha ido descubriendo a base de reposiciones. Gente que se ve a sí misma en sus personajes y situaciones, por mucho que las cosas hayan cambiado. Una estimación del año 2018 aseguraba que Friends fue el segundo programa más visto entre los suscriptores e Estados Unidos, con una media de 20 episodios visualizados por cuenta.

Este tipo de contenido suelen ser un factor que juega un importante papel a la hora de renovar los servicios de una plataforma. Y es que al final terminan siendo las que más se visualizan en forma de maratón.

‘ANHQV’, el sello español de Amazon

'Aquí no hay quien viva'

Hace unos días llegaba al catálogo de Amazon Prime Video en España de varias series nacionales que podrían tener ese mismo efecto que Friends. Y es que en un intento de españolizar su contenido, el gigante americano ha comprado los derechos de emisión de Aquí no hay quien viva, Compañeros y Al salir de clase, tres series más que emblemáticas en la historia de la televisión nacional.

A pesar de lo anticuado que se ha vuelto el espectáculo para los estándares contemporáneos, el atractivo de estas series es muy duradero, sobre todo, en el caso de Aquí no hay quien viva, ficción que ha seguido viva gracias a las reposiciones (y a su pseudosecuela La que se avecina, a la que todavía le queda cuerda).

Hablamos de una serie que se remonta a un tiempo más simple, que muestra algo tan universal como las discusiones vecinales, los amores o los problemas con los hijos. Todo ello en un tiempo en el que no existía la hegemonía de las aplicaciones móviles, las redes sociales y los teléfonos inteligentes.

Si nos fijamos en la televisión en abierto, verdaderamente podríamos encontrar un paralelismo entre Friends y Aquí no hay quien viva. Y es que ambas se han programado en maratones, con episodios enlazados uno detrás de otro. A veces la historia es lo de menos, al ser una comedia de situación cada capítulo explora diferentes situaciones y muestra una época del personaje que pronto logras ubicar, sin importar que estés viendo la temporada 1 o la 4.

La estrategia de Amazon con las series españolas

La estrategia es de Amazon Prime Video es muy curiosa, y es que a pesar de no contar todavía con ninguna serie original española, está logrando que en su catálogo haya mucho producto nacional, tanto contemporáneo (Señoras del (h)AMPA, Caronte) como clásico (Verano Azul, El Comisario, Hospital Central, Aída, Siete vidas, El Internado).

Series que aportan al usuario una zona de confort, y que en general retratan a un grupo de personas que, de una forma u otra, saben cómo permanecer unidas durante los altibajos de la vida. A veces estas series, sobre todo las comedias, pueden caer en tópicos racistas, machistas o LGTBfobos, que pueden ser escandalosos para la gente de una generación más joven. Sin embargo, como te ofrecen una colección de recuerdos variados, de vivencias personales, el espectador veterano lo suele pasar por alto al saber el contexto político y social en el que se lanzó la producción.