Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Atresmedia ha querido dar a la muchedumbre sus productos gourmet

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
18.06.2015 | 06:00

Atresmedia ha tenido un serio problema de codicia esta temporada con sus nuevos estrenos. Ha querido hacer de programas de culto espacios de masas. Antena 3 es una cadena para hacer audiencia y laSexta una cadena para ser referentes. Y Atresmedia ha confundido (y lo sigue haciendo) conceptos, programando en la cadena equivocada algunos de sus nuevos espacios de entretenimiento e informativos.

Risto Mejide se convertía en el fichaje de la temporada por parte de Atresmedia. ¡Un golpe sobre la mesa! Pero es que Risto Mejide venía de hacer un 7,5% de cuota de pantalla en Cuatro. Un 7,5% muy influyente, pero no arrasaba en audiencias. Atresmedia, sin embargo, ha querido hacer de Mejide un hombre de aglomeraciones programándolo en Antena 3 cuando su programa bien habría conjugado en laSexta.

El programa marcó este martes un 8,9% de cuota de pantalla con Chicote y Carlos Sainz, una audiencia que bien destacaría y lograría con facilidad en laSexta pero que se queda muy pobre en Antena 3. Las audiencia están hablándole al oído a Atresmedia: ¡Te equivocaste! Confundiste la velocidad con el tocino, la influencia con las audiencias. 

Pero Risto Mejide sólo es una cara reconocible en el desliz que se ha marcado Atresmedia esta temporada. En tierra hostil era el intento del grupo de llevar el fenómeno Encarcelados a Antena 3. El programa de laSexta fue influyente y recibió excelentes críticas. Un programa que alcanzó un 9,8% de cuota de pantalla media.

Atresmedia ha querido hacer demasiado grandes los productos gourmet

Pero Atresmedia lo quiso hacer grande -quizá demasiado- y En tierra hostil se pasó a Antena 3. El programa cerró con un 14% de media con programas que cayeron hasta a un 10,1% de cuota. Una audiencia que le volvió a decir a Atresmedia que se equivocó de cadena, no de producto.

Y donde comen dos comen tres. Pekín Express fue uno de los programas de más éxito de Cuatro allá por 2008. Su primera temporada tuvo un gran 12,5% de cuota de pantalla y su cuarto año en antena se despidió con un 7,7% de media. Muchos lo echaban de menos y Atresmedia hizo un regalo a los espectadores cuando se hizo con sus derechos de emisión. Ahora en Antena 3, que no en laSexta, el programa mantiene una media de un 13,9% de cuota. Una audiencia mucho más válida para laSexta que para Antena 3. Una marca mucho más válida para laSexta que para Antena 3.

Cada cadena tiene su espíritu, su perfil de espectador y sus objetivos. Pero Atresmedia ha querido hacer demasiado grandes sus productos gourmet. 

El insulto llega cuando laSexta se convierte una secundaria a la que lanzar los desechos

El verdadero insulto llega cuando laSexta, una cadena que se ha convertido en canal informativo por excelencia, se convierte en una secundaria a la que lanzar los desechos de Antena 3. Finalmente, será laSexta la que emita el concurso ¡Eso lo hago yo! de Carlos Sobera en el que varios famosos intentarán encontrar al artista más completo en varias disciplinas.

Admitámoslo, ¡Eso lo hago yo! no pega ni con cola en laSexta. Es un programa 100% de Antena 3. Pero como la cadena no confía nada en el programa finalmente ha decidido enviarlo a su cadena menos exigente. Menos exigente, pero más influyente. Y Atresmedia volvió a confundir la velocidad con el tocino. Y acciones como esta pueden destruir la imagen de una cadena que se ha ganado su escalón buscando el pulso de la actualidad, no de la aceptación.