Cabeceras especiales

Cabecera

ANIVERSARIO

Aquí sólo hablamos de televisión

Redacción
@Bluper
11.11.2015 | 05:00

Hace sólo unos días, Cuatro cumplía diez años. Entonces, todos rememoramos las primeras palabras que pronunció el periodista Iñaki Gabilondo en el nacimiento de la cadena un 7 de noviembre de 2005.

Unas palabras que decidimos rescatar hace justo ahora un año en el nacimiento de Bluper. “Hola, bienvenidos a Bluper. Ya estamos aquí”, fue nuestra bienvenida a este nuevo diario de información especializada en televisión.

Llegábamos con la humildad de saber que aterrizábamos en un mundo competitivo en el que no sería fácil hacerse un hueco, con las ganas de convertirnos en un generador de opinión, un foro de debate y punto de encuentro del sector.

Hoy, un año después, parece que poco a poco hemos ido consiguiendo abrirnos un hueco en el mundo de la televisión y convertirnos en uno de los portales de referencia gracias a los 300.000 usuarios únicos de media mensuales.

Además, nuestros contenidos exclusivos han sido replicados en multitud de ocasiones en otros medios de comunicación, nuestras críticas de programas y series han aparecido en cadenas de televisión o hemos sido nombrados finalistas del Premio Emprende de RTVE.

Por todo ello, nuevamente nos toca dar las gracias a todos los que nos habéis apoyado desde el principio, a los que os habéis ido uniendo poco a poco, y a los que esperamos os unaís a esta aventura tan ilusionante.

Ahora toca seguir afianzándonos, seguir demostrando nuestro valor, la importancia de la televisión. Y para ello iniciamos una nueva etapa con un nuevo diseño, nuevas secciones y nuevos retos.

“Aquí sólo hablamos de televisión”, será nuestro nuevo eslogan. Y es que en Bluper sólo hablamos de lo que sucede en la pequeña pantalla, desde Salvados a Gran Hermano, pasando por El ministerio del tiempo, Espejo Público o Las mañanas de Cuatro.

Es respetable quien haya elegido otras líneas editoriales. Pero aquí seguiremos lanzando nuestras críticas de series extranjeras respetando el ritmo de emisión que marcan las cadenas españolas, no nos seguirá importando la vida personal de nuestros presentadores o actores, ni buscaremos conexiones extrañas para hacernos eco de temas que nada tienen que ver con la televisión.

Y, por supuesto, seguiremos defendiendo el mismo mensaje que proclamó laSexta en su nacimiento: “Digamos públicamente y bien alto: ¡Yo amo la tele”.