Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

El irreparable daño que hizo el adiós de 'Música sí'

Música sí
Jose Álvarez
@josealvarezc
18.11.2014 | 05:00

Culturetas del mundo, gafapastas de Malasaña, hipsters enganchados a Twitter y demás fauna del postureo: vuestro programa de cabecera está en peligro de extinción. Cachitos de hierro y cromo tiene las horas contadas.

La falta de archivo documental pone en riesgo productos futuros desde que hace una década desaparecieran los últimos programa de actuaciones musicales regulares que tenía TVE: Música sí y su intento de heredero, Música Uno.

Desde entonces, tan solo de manera esporádica se ha podido ver cantando en un plató de televisión a artistas promocionando sus discos. Las galas navideñas de José Luis Moreno son muy horteras, sí, pero hacen más por la música que cualquier otro formato. Ahora, si Amaral, La oreja de Van Gogh, Pablo Alborán o Malú quieren mostrar sus nuevas canciones, solo pueden hacerlo yendo a programas de entrevistas, magazines o estas galas esporádicas.

¡Y qué decir de los artistas internacionales! Desde fuera, echan de menos un programa donde poder exponer sus novedades más allá de los access prime time donde el foco central está en las entrevistas y no en la música. Hace 20 años, Britney Spears, Christina Aguilera o Backstreet Boys vinieron a España y no se libraron de pasar por caja. Ahora, muchos ni se acercan.

Y esta idea no es algo especial que se pida exclusivamente desde España. En otros países, es algo habitual que hacen las televisiones públicas conscientes del poder de la música. Un claro ejemplo es el de BBC Radio con su Live Lounge, donde se invita a los artistas a cantar sus temas, pero también se les pide que hagan un cover de otro "colega" y salen auténticas joyas como Paolo Nutini cantando el "Someone like You" de Adele, o Maroon 5 cantando el "Happy" de Pharrell Williams.

Qué tiempo tan feliz es el programa que una década después mejor recoge el espíritu huérfano de Música sí

Cierto es que en España existen programas como Tu cara me suena, La voz o Qué tiempo tan feliz donde se da mucha importancia a la música pero, de una manera muy distinta. Quizá el programa de María Teresa Campos es el que mejor recoge ese espíritu, aunque entrelazado con otro tipo de contenidos.

También hay otros programas más del estilo del citado Música sí, aunque con peores horarios, relevancia o regularidad. Tal es el caso de Un lugar llamado mundo, que emite laSexta los domingos en late night; o Coca Cola Music Experience, que se emite algunos sábados de manera residual a primera hora de la mañana en Cuatro.

A TVE le están saliendo baratos ahora muchos programas gracias a su archivo pero, si no vuelve a apostar por la música, en el futuro le saldrá mucho más cara esta falta de apuesta. Y es que, si todo el mundo quisiera esta canción, podría ser todo muy diferente.