Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El empujón más efectivo de 'GH VIP': recuperar 'GH VIP 3'

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
12.02.2016 | 10:12

La crisis de GH VIP era un secreto a voces. El programa estaba lejos de estar hundido en términos de audiencia y seguía siendo uno de los espacios de más éxito de la cadena. Sin embargo, los datos no era comparables a los de su pasada edición. Mientras la cuarta gala de GH VIP 3 marcó el año pasado casi 4 millones de espectadores, este año ya habían caído a los 2,6 millones. 

Una diferencia sustancial que había que solucionar. La pasada edición de GH VIP tuvo una audiencia creciente. Cada vez más espectadores se iban sumando a las aventuras mañaneras de Belén Esteban y compañía. El programa arrasaba en la red y todo el mundo comentaba lo que pasaba dentro de Guadalix de la Sierra. GH VIP se viralizó.

Este año, sin embargo, el programa se ha convertido en un monográfico de la familia Matamoros que sirve bien y mucho para rellenar el resto de programas de la casa como Sálvame o El programa de Ana Rosa. Más allá, poco estaba diciendo la cuarta edición del reality. Los espectadores iban desapareciendo poco a poco. El programa se estrenó el 7 de enero con 3,1 millones de espectadores y un mes después ya había perdido medio millón por el camino.

Con la salida de la política Carmen López y del pequeño Nicolás de la casa, sus grandes alicientes, el reality se quedaba sin contenido. La entrada de Charlotte como reserva no ha funcionado y la concursante no protagoniza casi vídeos durante la semana.

La productora, Zeppelin, no se ha quedado con las manos quietas y ha decidido dar un golpe en la mesa. La creación del "balneario" era una excusa para revitalizar el programa. Tres nombres externos a la participación convivirán unos días con los concursantes. Nada más lejos de intentar alegrar la convivencia, los nuevos nombres se han introducido para crispar a algunos concursantes y dar más morbo al programa.

GH VIP 4 tira de GH VIP 3

Dos ex concursantes de la pasada edición del programa, Víctor Sandoval y Aguasantas, han entrado en la casa para desestabilizar la convivencia. A su vez, Kiko Matamoros fue el gran bombazo de la noche al reencontrarse con su hija Laura.

Y la audiencia respondió. Después de semanas perdiendo espectadores, el morbo hizo que este jueves GH VIP despuntase y lograse su gala más vista de toda la edición, con 3,2 millones de espectadores y un 25,7% de cuota de pantalla. GH VIP vuelve a generar contenido y sus galas vuelven a ser imprevisibles y lleno de contenido que no se ha visto en las más de 20 horas de directo que podemos ver del reality a lo largo de la semana en Telecinco.

El reto, ahora, es mantenerlo. Los huéspedes estarán metidos en la casa hasta el domingo. Jordi González ya anunció este jueves que no serían los únicos que entrarían en la casa como invitados. Y viendo el resultado de audiencia será una estrategia de GH VIP de la que habrá que estar muy pendientes.