Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

Espantadas y peleas: las consecuencias de contratar a Alba Carrillo en televisión

Esta semana, la colaboradora de ‘Ya es mediodía’ abandonó el plató una vez más

Mike Medianoche
@mikemedianoche
25.08.2018 | 14:05

No hay duda de que Mediaset tiene un filón en Alba Carrillo. En escasos un par de años, la modelo ha sido presentadora, colaboradora o concursante de Hable con ellas, Sálvame, Supervivientes, Ven a cenar conmigo, Mujeres y hombres y Viceversa, y Mi madre cocina mejor que la tuya (y se rumoreó para Gran Hermano VIP). Porque es un personaje que da mucho juego y que es consciente de que su labor televisiva no es hacer espectáculo centrándose en su vida personal.

Sin embargo, la forma de actuar de Alba Carrillo delante de las cámaras adolece de profesionalidad, y por ello es frecuente que su presencia en plató provoque un enfado que le haga levantarse e irse, que discuta sin razón con cualquiera que tenga delante, o que quiera tirar la toalla a la mínima, o incluso, que se enzarce en una discusión con el invitado sin razón aparente.

Última espantada en ‘Ya es mediodía’

Este jueves, en Ya es mediodía, el último magacín que ha fichado a Alba Carrillo como colaboradora, emitía una charla telefónica con Laura Matamoros, antaño amiga de Alba, quien opinó sobre la última ruptura sentimental de la modelo. “A mí también me da pena que ya no siga con su novio. Perdón, con su ex. A ver quién le compra un bolso ahora", dijo Laura.

Unas palabras que sentaron como un jarro de agua fría a Alba, quien no entendía el ataque pese a ser enemiga pública de Kiko Matamoros, padre de Laura. “No entiendo nada”, dijo Alba, poco antes de ponerse a llorar y abandonar el plató entre lágrimas.

Sonsoles Ónega se enfadó: “Me da mucho coraje”

La presentadora del espacio, Sonsoles Ónega, se mostraba molesta con esa actitud. “Me da una rabia tremenda que Alba Carrillo se enfade. Me da mucho coraje”, afirmaba, para aclarar que le sentaría igual de mal que otro colaborador cualquiera decidiera levantarse e irse.

El viernes, Alba no acudió al plató del programa, pero sí entró en directo, y se disculpó. “Me llevé un disgusto enorme. Yo he querido mucho a Laura y no me esparaba esas declaraciones con esa frialdad y me dio bajón. Me dejó rota y la verdad es que lo único que quería era llorar. Pido disculpas a todos porque este programa ha sido mi regalo del verano y lunes ya estoy ahí sin falta”, dijo a los espectadores, en una disculpa que Ónega aceptó.

“Te entiendo perfectamente porque perder a una amiga duele mucho. No seas dura contigo misma porque todos tenemos días buenos y malos y a mí me encanta cuando entras a la redaccción cada día con tu gran sonrisa. Disfrutra de tu fin de semana, cariño”, le deseó Sonsoles en tono conciliador.

Otras veces en las que se levantó y se fue

El talante de Alba Carrillo es muy peculiar, tiene mucho genio y es frecuente que en mitad de algún programa decida levantarse e irse, como la vez que abandonó Sábado Deluxe tachando de “gentuza” a todos los presentes, o la vez que se fue del plató Supervivientes porque Jorge Javier bromeó llamando “Lucifer Pariente” a su madre.

En ese mismo concurso, tanto Lucía como Alba decidieron abandonar a los pocos días de empezar la aventura. Un suceso que, pese a la actitud polémica de la modelo, no se esperaban desde el programa. “Me voy a hacer mi vida normal porque yo no necesito esta mierda”, decía entonces la maniquí.

Conocedores de que daría mucho juego en Honduras, Jorge Javier Vázquez dedicó entonces gran parte del programa a decirle que se quedase, aunque ella en un principio se negaba a dialogar. Al final, Vázquez lo logró, Alba se quedó y se convirtió en una de las finalistas.

Sus peleas con Sandra Barneda

El único programa en el que Alba Carrillo ha ejercido de presentadora es Hable con ellas, el magacín nocturno en el que compartió plató con Alyson Rae Eckmann, Rocío Carrasco, Soledad León y Sandra Barneda.

Con esta última vivió enfrentamientos desde el primer día, cuando acudió para ser entrevistada. En siguientes entregas, fue Alba la que buscó las cosquillas a Barneda, quien también abandonó en alguna ocasión el plató, enfadada con su compañera.

La relación de Carrillo con el resto del equipo no debía ser muy fluida, y solo así se entiende debido a que fue la única presentadora ausente en la fiesta de despedida del programa, que se realizó en una discoteca madrileña.

Su salida de ‘Sálvame’

Tras ser entrevistada en varias ocasiones, en septiembre de 2017 Alba Carrillo se convertía en reportera de Sálvame. Así, se le asignó una sección de corte deportivo llamada ‘Las pelotas de Alba’, la cual no era especialmente aplaudida por sus compañeros; Mila Ximénez llegó a espetarle que su espacio “era una mierda”.

En el mes de febrero, Alba desaprecía del programa, que comenzó a dar mucho protagonismo a María Lapiedra. Es así como Alba llegó a Mujeres y hombres y viceversa en calidad de consejera.

Su relación con la productora del espacio, La Fábrica de la Tele, no mejoró con el tiempo; lo último que se dijo de ella es que había negociado una entrevista en Sábado Deluxe, y que entre sus condiciones para ir a hablar de su vida privada estaba la de que no la criticasen a partir de entonces, que no dieran noticias negativas de ella y que le diesen un puesto en alguno de los programas de la productora. Unas condiciones que la cadena rechazó.