Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Está Netflix abocada a tener publicidad al estilo de Spotify?

Así lo aseguran directivos del sector después de que la plataforma haya subido precios este año.

'Stranger Things' (Netflix).
'Stranger Things' (Netflix).
Juan M. Fdez
@juanmafdez
23.06.2019 | 08:00

Durante años, Netflix siempre ha rechazado incluir anuncios en su plataforma. Sin embargo, según su competencia, no parece que podrá mantener esta posición durante mucho tiempo si su cremiento en suscripciones se reduce a la vez que aumentan los costes de su producción.

Así al menos lo han asegurado durante un panel en Cannes Lions la jefa de ventas de publicidad de NBCUniversal, Linda Yaccarino y el jefe de ventas de Hulu, Peter Naylor, quienes creen que el aumento de los costes de programación y el potencial de miles de millones de dólares en ingresos adicionales podría ser demasiado difícil para Netflix.

Hulu ofrece una versión de su servicio de suscripción por un descuento con anuncios

"Cuando tienes que hacer más programación de la que no tienes garantizada que sea un éxito, tienes que gastar más dinero, tienes que construir tu marca, tienes que ayudar al consumidor a descubrir tus cosas: el precio subirá por la suscripción, y sería lógico mitigar esos aumentos con anuncios ", dijo Yaccarino.

Netflix podría tomar prestada la estrategia de Hulu en la que se ofrece una versión de su servicio de suscripción por un descuento con anuncios. También podría copiar el modelo de Spotify y tener una versión gratuita con anuncios en lugar de un servicio de suscripción que puede venir con beneficios adicionales.

Preguntados por CNBC, Netflix se ha negado a comentar nada sobre este posible modelo de negocio con publicidad. No obstante, según fuentes cercanas a la plataforma la incorporación de anuncios no es un tema en el que la compañía se centre actualmente.

Product Placement

Asimismo, también es posible que Netflix pueda incorporar anuncios de una manera que no refleje el modelo tradicional de anuncios de televisión. Es decir, producto emplazado. De hecho, Netflix ya experimentó en Stranger Things lanzando Coca-Cola. “Es probable que la futura integración de la publicidad se produzca en formas nuevas que aún no se han creado”, dijo Naylor.

"El futuro de los medios con publicidad no se parece a lo que estamos haciendo hoy en términos de carga de anuncios o incluso en la forma de los anuncios", dijo Naylor. “Puede ser publicidad interactiva o publicidad no intrusiva. Creo que va a haber mucha innovación de todos estos nuevos proveedores de OTT porque se nos permite. No estamos casados con el reloj. Los anuncios de quince y 30 segundos eran un producto de la televisión lineal. Cuando todo está en demanda y se sirve a través de una dirección IP, la experiencia publicitaria mejorará dramáticamente", añadió.

Aproximadamente el 70% de los suscriptores de Hulu tienen una suscripción más barata de 5,99 dólares al mes con publicidad, dijo Naylor. Para aquellos que no quieren ningún anuncio, Hulu también ofrece una versión de 11, 99 dólares al mes.

Actualmente, Netflix cuenta con un 150 millones de suscriptores a nivel mundial, un número que podría aumentar a más de 300 millones en diez años, según estiman algunos analistas.

La plataforma gastó en 2018 12.000 millones de dólares en nuevo contenido por lo que, si el crecimiento de las suscripciones disminuyera y los costes de contenido siguen aumentando, introducir de alguna forma en su publicidad sería una fuente de ingresos.

Para los anunciantes, además, sería una gran noticia ya que les daría la oportunidad de llegar a grandes sectores de la población. En este caso, sin embargo, los grandes perjudicados podrían ser los operadores en abierto.

Netflix sube sus precios

Sea como fuere, Netflix ha subido sus precios esta semana por segunda vez en España desde que desembarcara en nuestro país. Desde el jueves, el plan estándar (dos dispositivos) ha pasado de 10,99 a 11,99 euros mensuales, mientras que el plan premium (cuatro dispositivos) ha pasado de 13,99 a 15,99 euros al mes.

Esta subido, no obstante, no ha sido exclusiva de nuestro país. De hecho el gitante del streaming ya subió los precios a principios de año en Estados Unidos y 40 países de Latinoamerica.

De esta forma, el plan básico (una pantalla) pasó de 8 a 9 dólares al mes, el plan estándar pasó de costar 11 a 13 dólares al mes, y el plan premium pasó de 14 a 16 dólares.