Cabeceras especiales

Cabecera

TELEVISIÓN PÚBLICA

Realidad virtual, grafismos, escenografía, música: 'La hora de La 1' gusta

El programa aglutina los contenidos de 'Los Desayunos', 'La mañana de La 1' y 'A partir de hoy'

Imágenes de 'La hora de La 1' (RTVE)
Imágenes de 'La hora de La 1' (RTVE)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
07.09.2020 | 13:35

La 1 de TVE estrenaba este lunes una de sus apuestas más importantes y ambiciosas de los últimos años, La hora de La 1, un nuevo magacín matinal presentado por Mónica López que aglutina los contenidos que antes se diferenciaban en Los Desayunos, La mañana y A partir de hoy.

Y lo ha hecho con un gran recibimiento por parte de los espectadores, que han valorado de forma muy positiva sus cambios en plató, escenografía, música, realización o grafismo, entre otras.

Con un gran parecido a los morning show americanos -algunos incluso hablan de la serie de Apple, The Morning Show-, el programa ha buscado su propia identidad apostando por tonos tonos azules, blancos y amarillos, que han dotado al ambiente de una gran luminosidad. 

Esa luminosidad que busca precisamente la televisión pública para hacer ver al espectador que el nuevo magacín quiere ser transparente en el tratamiento de la información y tener un tono relajado completamente alejado de la crispación que nos asola estos días.

También ha gustado mucho su escenografía, apostando por multitud de pantallas LED y buscando la profundidad y la amplitud, lo cual que se ha podido apreciar en toda su plenitud durante la entrevista al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el que el realizador ha aprovechado para jugar con los planos.

Asimismo, al igual que ya hacen Antena 3, laSexta o Telemadrid, La hora de La 1 también ha querido apostar por la espectacularidad de la realidad virtual en alguna de sus informaciones para así utilizar todas las herramientas a su alcance para hacer más comprensible la actualidad.

En lo que respecta a su presentadora y directora Mónica López, las redes han valorado la frescura que aporta la que fuera conductora de El Tiempo, con un tono afable e incluso por momentos divertido, que a buen seguro irá fomentando con el paso del tiempo.