Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

'GH VIP' regresa prometedor, con Terelu y su mejor casting de famosos

Este domingo arrancó la quinta edición del reality de Telecinco.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
09.01.2017 | 01:41

GH VIP 5 tenía un gran reto por delante: después de una edición de anónimas un tanto desastrosa y que ha acumulado una gran cantidad de titulares negativos a sus espaldas, la versión de famosos tiene como objetivo reconciliarse con los espectadores. La premisa era bien buena: Zeppelin y Telecinco han conseguido por primera vez en mucho tiempo un casting que no hacía tocar fondo al término VIP.

Este domingo, GH VIP ponía sobre la mesa su carta de presentación. Después de un GH 17 que estuvo definido por galas aburridas y caóticas, los famosos se han comportado mucho mejor que los anónimos en un primer momento. El programa tenía preparada una gala 0 divertida y entretenida que nos hacía olvidar los errores del pasado.

GH VIP 4 tuvo un gran enemigo al que no pudo hacer frente: GH VIP 3. La edición que ganó Belén Esteban fue tan buena (y la primera desde hace muchos años) que poco pudieron hacer el año pasado para superarla. Este año, ya reciclados y con la clara intención de hacer un VIP de verdad, ha vuelto a llamar la atención del público.

Jordi González se ha hecho con el formato. El presentador siempre ha sido el secundario en este tipo de formato, al frente de los debates. La versión VIP fue su gran incursión como presentador principal de este formato de telerrealidad. Y lo ha hecho suyo, sin sellos anteriores a los que echar de menos.

Uno a uno, los concursantes ha ido entrando en una casa que tiene como principal error el llegar inmediatamente después de tres meses de convivencia de anónimos. La estancia es exactamente igual, a excepción de unas camas separadas. El plató cuenta con muy pocas diferencias. Algo que hace a la versión VIP algo más monótona al arrastrar meses de un mismo escenario a sus espaldas.

Parece una tontería a simple vista, pero el fichaje de Sergio Ayala es mucho más importante de lo que parece. Concejal del Partido Popular, le ofrece al programa cierto grado de repercusión en todo tipo de medios de comunicación. De momento, se le ha pedido que devuelva su acta de concejal desde el partido. Se espera de él que dé grandes titulares sobre los populares.

Las sorpresas de la noche

Conocido el casting principal desde hace semanas, la primera gala tenía que contar con varios golpes de efecto si quería mantener con los ojos abiertos a los espectadores. Aunque el golpe de Ivonne Reyes contra un cristal hubiese sido suficiente, el guión del programa se había reservado algunas sorpresas que no se filtraron antes de su emisión.

El primer giro de tuerca fue la entrada de un falso VIP que se burla del propio formato. Es una forma de reírse de los nombres del pasado que lograron entrar en la casa sin oficio ni beneficio. Un VIP no es un tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa. Irma Soriano es VIP. Con este falso cantante de reggaeton, el programa pondrá a prueba lo exquisitos que son el resto de concursantes. Ahora sólo falta que sea el anónimo el que gane el programa.

El gran as bajo la manga era la gran Terelu Campos. La que se ha convertido en uno de los grandes personajes de 2016 ha aceptado entrar en la casa durante unos días, lo que le asegura al programa un arranque duro y contundente. La hija del clan Campos convivirá con los concursantes durante unas semanas, a falta de convertirse en participante. Un aliciente que ha hecho babear a más de uno.

Así se ha presentado la quinta edición de GH VIP a los presentadores. La tercera de la nueva generación del formato. Una edición que promete mucho y que ahora tiene por delante no desinflarse ni aburrir. También depende de la actitud de los concursantes, no nos engañemos. Y estos vienen a buscar algo más que un maletín. Vienen en busca de trabajo y esta es la entrevista más complicada a la que se han enfrentado. Un casting en el que hay demasiados jueces.