Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'Hable con ellas', un huevo que nunca ha terminado de eclosionar

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
22.08.2016 | 06:00

De nuevo, Hable con ellas echará abajo el telón. Y ya van tres. El programa de Telecinco se despedirá de nuevo de los espectadores el próximo 29 de agosto, tal y como adelantó este portal este viernes en exclusiva. Lo hace después de haber mantenido un 12,1% de cuota de pantalla media durante los cinco programas emitidos esta temporada. Aunque no se puede catalogar de desastre, Hable con ellas nunca ha terminado de reventar los audímetros a pesar de las expectativas levantadas. ¿Qué falla en este formato?

Hable con ellas comenzó mal esta última temporada. Si bien Telecinco se carazteriza por ser un 24 horas al día de espectáculo en directo, prefirieron que esta nueva temporada del formato fuese grabada para pulir algunos errores. Sin embargo, tal vez los errores y los momentos de caos son lo mejor de este programa de televisión. Y lo que menos explotan.

Producido por los maestros del directo, los creadores de Sálvame llevaban otro de sus formatos al prime time para ponerse algo más serios. Entrevistas algo más profundas y alejadas del tono morboso de Sálvame, sacando el lado más amable del personaje y huyendo del griterío. 

Pero es que Telecinco ya ha acostumbrado demasiado a su público a otro tipo de espectáculo que Hable con ellas no ofrece. Si bien el programa lleva cada vez más a personajes dignos de un polígrafo de Conchita, el trato que reciben en el sofá rosa está lejos de ser morboso, lo que le resta un gran atractivo para el espectador educado y criado en Telecinco. Claramente, aquí falta algo de chicha.

Algunas secciones del programa cuentan con colaboradores con un perfil bastante alejado a lo que vemos en Sálvame. Se han querido rodear de un equipo de expertos y conocidos del universo Telecinco que no se tiran al suelo a hacer la croqueta. Y es que el equipo de colaboradores se ha convetido en una parte fundamental para mantener en un pie un formato en Mediaset España. Y Hable con ellas, por el empeño de querer alejarse de Sálvame, no ha sabido encontrar su tono. 

Las presentadoras, que no se puede decir que estén más elegidas, a veces pecan de presumir de demasiada corrección. Sobre ellas recae todo el peso del programa, pero están lejos de convertirse en los personajes que Telecinco y La fábrica de la tele ha creado en Sálvame. Ellas están por encima del bien y del mal, y el espectador quiere que se pringuen y se enfanguen. 

Por eso Hable con ellas no ha terminado de eclosionar. Ha sido siempre un formato que ha levantado una gran expectación antes de su estreno. Que en su segunda y tercera temporada llevaban detrás una etiqueta que rezaba 'esta vez sí que sí'. Pero, al final, de nuevo les han dado un no. Porque en Telecinco ya no se quieren ver a chicas correctas y bien educadas.