Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

El inalcanzable sueño de Carlos Lozano de volver a presentar tras 'GH VIP'

Carlos Lozano, concursante de 'Gran Hermano VIP' (Mediaset)
Jose Álvarez
@josealvarezc
14.01.2016 | 05:00

Carlos Lozano confirmaba en una entrevista en QMD, previa a su entrada a GH VIP, la verdadera razón por la que entraba en la casa de Guadalix de la Sierra. "Cuando termine ya veremos qué pasa. Me gustaría quedarme en Telecinco", afirmaba el expresentador de Operación Triunfo.

Sin embargo, la actitud que está teniendo en la casa no parece que le vaya a ayudar. Lozano está siendo el concursante más polémico en los apenas 7 días de convivencia que llevan en esta cuarta edición del formato.

En una semana, se ha peleado ya con el pequeño Nicolás, con Rosa Benito, e incluso con varios en la misma noche. "Lo que está claro es que Carlos Lozano no puede beber. Se vuelve violento y agresivo con el alcohol", acusaba Belén Roda tras una discusión.

Carlos Lozano no solo está ensuciando su imagen dentro de la casa sino también fuera

Y es que el actor y presentador no solo está ensuciando su imagen dentro de la casa sino también fuera. Muchos espectadores piensan como sus compañeros de Guadalix de la Sierra y cada vez tienen peor impresión del que un día fue el maestro de ceremonias del programa más exitoso de la televisión.

La culpa es de Carlos Lozano

Entrar en un reality show como Gran Hermano VIP tiene sus partes buenas, pero también muchas consecuencias si la experiencia no es positiva. Rosa Benito le agradece gran parte de su éxito mediático a su paso por Supervivientes 2011, pero Carlos Lozano puede acabar viviendo todo lo contrario.

El presentador ya no está en la primera línea de presentadores en España, y para seguir trabajando ha tenido que marcharse a Chile, donde su programa está actualmente parado. Su oportunidad para volver a presentar gracias a Gran Hermano VIP es de oro, e incluso puede que lo firmara por contrato antes de entrar en la casa.

Pero nada más lejos de la realidad. Si la audiencia termina repudiándole, su futuro estará muy lejos de donde están sus aspiraciones. Ninguna cadena de televisión contratará a un presentador que ha protagonizado tantos escándalos.

Después del comportamiento que está teniendo en GH VIP, Carlos Lozano lo tiene muy difícil para volver estar en un programa serio. A menos que cambie a partir de ahora, tan solo podrá aspirar a formatos residuales o que tengan una imagen al nivel de la que se está granjeando estos días.

Carlos Lozano tenía muy difícil volver a ser el presentador que un día fue, pero ahora es casi imposible. Y la culpa no se la puede echar a Gran Hermano VIP, que le ha dado una oportunidad muy importante para lograrlo. La culpa es solo suya por no saber gestionar su comportamiento ante las cámaras.