Cabeceras especiales

Cabecera

CINE

Leticia Dolera y Daniel Guzmán, en la Sección Oficial del Festival de Málaga

Juan M. Fdez
@juanmafdez
19.03.2015 | 05:00

La rueda de prensa del 18 Festival de Málaga de Cine Español este miércoles en Madrid se desarrollaba como cualquier otra presentación de este tipo hasta que, al llegar al turno de preguntas, una espontánea que decía ser actriz pidió trabajo a los directores allí presentes.

Me gustaría saber cuando van a rodar sus próximas películas para ver si puedo participar en alguna de ellas. Sería un papel de mujer de 30 a 35 años”, fue la petición de esta chica.

Después de unos segundos de estupefacción, el director del festival, Juan Antonio Vigar salía del paso diciéndole a la joven que “ha quedado demostrado que el talento está tirando de la industria”, lo cuál le llevará a encontrar trabajo a corto plazo.

Tras sus palabras, las confesiones precisamente de dos actores que se han reinventado como profesionales: Daniel Guzmán y Leticia Dolera. “Lo mejor que puedes hacer es dejar tu currículum, tu videobook. Yo he visto a doscientos actores para mi película”, decía Guzmán.

Las cintas de Guzmán y Dolera tienen tintes autobiográficos aunque en distinta medida

Te diría que si no encuentras trabajo, te escribas algo, hagas microteatro, un monólogo. Lo importante es arriesgar”, añadía Dolera. Ambos, con un largo currículum en televisión, saben bien de lo que hablan. El primero dijo adiós a la pequeña pantalla para centrarse en su primera película A cambio de nada. La segunda, después de dirigir un par de cortos, también se estrena en el largo.

Además, aunque en distinta medida, ambas obras tienen tintes autobiográficos. La cinta de Guzmán, en la que lleva trabajando cinco años -”no es fácil hablar de uno mismo, siempre se tiende a tapar cosas”- cuenta la historia de un niño de 15 años que se escapa de su casa porque sus padres se están separando de no muy buenas maneras. El chaval empieza a introducirse en el mundo de la delincuencia y en este trayecto conocerá además a una señora mayor que recoge muebles abandonados.

Por su parte Dolera, musa del cine fantástico y de terror español, busca los Requisitos para ser una persona normal. La cinta gira en torno a María de las Montañas, una chica de 30 años un tanto peculiar y con un objetivo: convertirse en una persona normal. Para ello, elabora una lista con los requisitos fundamentales para serlo, se da cuenta de que no cumple ninguno de ellos y se propone hacer todo lo posible para cumplirlos.

Trece películas por la Biznaga de Oro

Junto a estas dos cintas, en la sección oficial también Asesinos inocentes, de Gonzalo Bendala; El país del miedo, de Francisco Espada; Techo y comida, de Juan Miguel del Castillo; La deuda, de Barney Elliot, Cómo sobrevivir a una despedida, de Manuela Moreno; Hablar, de Joaquín Oristrell; Los exiliados románticos, de Jonás Trueba; Los héroes del mal, de Zoe Berriatua; Matar el tiempo, de Antonio Hernández; Tiempo sin aire, de Andrés Luque Pérez y Samuel Martín Mateos; y Sexo fácil, películas tristes, de Alejo Flah.

Fuera de concurso se presentará  Aprendiendo a conducir, de Isabel Coixet; y en la sesión de clausura Sólo química, de Alfonso Albacete. En el apartado de homenajes, Antonio de la Torre recibirá el Premio Málaga; Kiko de la Rica, el Premio Ricardo Franco; Paco León, el Premio Eloy de la Iglesia; Julieta Serrano, la Biznaga 'Ciudad del Paraíso', e Isabel Coixet, el Premio Retrospectiva, mientras que Campanadas a medianoche, de Orson Welles, será designada como 'Película de Oro'.

En muchas de estas cintas, como no podía ser de otra forma, muchos rostros de la televisión: Natalia de Molina hasta en tres películas (Techo y comida, Cómo sobrevivir a una despedida, Sólo química), Adriana Ugarte, Félix Gómez y Juana Acosta en Tiempo sin aire; Ana Fernández, Alejo Sauras y Rodrigo Guirao, entre otros, en Sólo química; Maxi Iglesias, Aura Garrido y Luis Fernández en Asesinos inocentes…