Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Lo que se esconde detrás de las Campanadas de la tele

Anne Igartiburu, Cristina Pedroche, Carlos Sobera, Chicote... Con alguno de ellos despediremos el año desde la Puerta del Sol.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
31.12.2016 | 05:00

Como si de un episodio de La que se avecina se tratase, Jorge Javier Vázquez no dudó hace unos años en salir al balcón para saludar a Anne Igartiburu después de haber retransmitido las Campanadas para Telecinco junto a Belén Esteban. “¡Anne! ¡Anne!”, gritaba un par de plantas más abajo que la presentadora vasca. Por primera vez, los espectadores descubrian lo que se ‘escondía’ detrás de estas retransmisiones.

Los presentadores no ensayan en sus balcones hasta la última tarde del año

Lo que no sabían es que durante horas los presentadores habían ‘convivido’ encerrados en el edificio de la Puerta del Sol. Y es que desde horas previas a tal evento resulta imposible poder salir y volver a entrar debido a la aglomeración de personas y las medidas de seguridad.

No obstante, no es hasta la última tarde del año cuando los distintos presentadores de las Campanadas ensayan por primera vez en sus balcones. Y es que, a pesar de que las cadenas de televisión los alquilan en el mes de octubre, no es hasta unos días antes de la retransmisión -normalmente sobre el 27 de diciembre- cuando las cadenas empiezan a montar la escenografía, la iluminación, el sonido, el cableado.

Desde hace unos años, además, los tiempos se han acortado debido a la emisión de las preuvas. De hecho, las primeras pruebas técnicas y los ensayos de los presentadores se realizan sólo unas horas antes. Eso sí, antes hay unas lecturas de guión para que todo salga a la perfección.

Balcones de particulares

Pero, ¿por qué tan poco tiempo para estos preparativos? Sencillamente porque estos balcones pertenecen a particulares. Antena 3, por ejemplo, lleva dieciséis años utilizando el de la Academia Cima en la segunda planta, Telecinco se queda con el de una familia desde hace cinco y TVE lleva toda la vida con la terraza propiedad del Grupo Hillman.

Allí en el edificio también se montarán los camerinos de los presentadores y se servirá un cóctel. Todo un búnker del que los presentadores no podrán salir hasta aproximadamente la una de la madrugada cuando la plaza se haya despejado y en el que quedarán guardados algunos de los secretos de cara a la emisión.