Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'Los Desayunos de laSexta', ahora o nunca

Juan M. Fdez
@juanmafdez
30.11.2014 | 05:00

Los datos han hablado. Al rojo vivo consiguió su mejor marca histórica el pasado jueves con un 14,8% y 916.000 espectadores gracias a que la edición especial previa sobre el debate sobre la corrupción en el Congreso les dejó el terreno preparado con un 8,6%. 

Tampoco están nada mal los datos cosechados por la repetición de Al rojo vivo a las 9 de la mañana en torno a un 6% de cuota de pantalla.

Así que parafraseando a Ana Pastor: estos son los datos, suyas las conclusiones, señores de laSexta. Y las conclusiones son claras. Este es el momento adecuado para que den luz verde a unos 'desayunos'. 

TVE no pasa por su mejor momento. Los Desayunos, tampoco. Desde que Pastor fuera cesada, el programa se ha desplomado en más de tres puntos. Pero, además, la principal tertulia de la televisión pública ha pasado de generar titulares y convertirse en referencia informativa por entrevistas mediáticas a líderes políticos, a ser noticia por las lágrimas de su presentadora María Casado.

Entiendo que quieran trabajar en nuevos formatos para atraer al público joven ya que la politización de la cadena envejece su perfil. Pero no pueden ser ajenos a la actualidad informativa y los grandes datos de audiencia que proporciona.

No seré yo quién les hable de los récords históricos de El Intermedio, Más vale tarde o Al rojo vivo el día que saltó a las noticias la Operación Púnica. O de los récords de Salvados, El Objetivo y laSexta Columna gracias a Pablo Iglesias o Equipo de investigación gracias al pequeño Nicolás.

Pardo y Gómez

La audiencia está sedienta de información. La consume de todas las formas habidas y por haber. En formato reportaje, entrevista, debate, informativo. Nunca tiene suficiente. Está harta de la manipulación. Aplaude a los periodistas valientes y críticos.

Y, ustedes, otra cosa no, pero periodistas críticos tienen por docenas. Muchos apostarían por Ana Pastor. Yo, además, les propondría otros dos nombres: Cristina Pardo y Javier Gómez.

La primera ha tomado las riendas de Al rojo vivo en verano con acierto demostrando ser la perfecta Karanka de Antonio García Ferreras. Sólo hay que recordar sus momentos con Paco Marhuenda o sus protestas en Twitter porque la Vicepresidenta del Gobierno no le deja preguntar en las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministro.

El segundo, algo más moderado que Pardo, también sustituyó a Iñaki López con éxito al frente de laSexta Noche. El periodista demostró tener tablas y carácter cuando el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez les dejó plantados este verano.