Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Los injustos ataques a TVE por la invitación a jurar la bandera

Juan M. Fdez
@juanmafdez
26.09.2015 | 06:40

La manipulación en TVE es un hecho. Sobran ejemplos. De hecho, rara es la semana en la que no salta alguna nueva polémica relacionada con el tratamiento partidista de alguna información en sus servicios informativos.

Los sindicatos hacen bien en velar por la objetividad y la pluralidad en la televisión de todos. Sin embargo, no todo vale para atacar o desprestigiar a nuestra televisión pública.

Esta semana, distintos medios publicaban que RTVE había propuesto a sus trabajadores jurar la bandera de España en vísperas de las trascendentales elecciones catalanas del próximo domingo 27 de septiembre.

No todo vale para atacar o desprestigiar a nuestra televisión pública.

Rápidamente las redes sociales se convirtieron en un hervidero de críticas hacia TVE. “Es un intento de instrumentalizar a sus trabajadores”, era el comentario más repetido. “¿Qué será lo próximo? ¿Invitarnos a rezar?”, decían los sindicatos.

De nada sirvió que desde el departamento de comunicación de TVE se explicara que lo único que se había hecho era trasladar a la plantilla una invitación oficial del Ejército de Tierra, cuyas instalaciones colindan con los estudios de Prado del Rey. La semilla del odio contra TVE ya estaba plantada.

La apropiación de la bandera

Y yo me pregunto, ¿qué hay de malo en que el Ejército invite a los trabajadores que tienen al lado -con lo que probablemente se crucen a diario- a jurar la bandera? ¿qué tiene de malo en que alguien quiera jurar la bandera?

¿Qué hay de malo en que el Ejército invite a jurar la bandera a sus vecinos?

Es tan sencillo como declinar la invitación. Nadie estaba obligando a nadie a nada. ¿O es que todavía estamos en ese punto en el que se mira mal a alguien por llevar una pulsera con los colores de la bandera de España?

¿Alguien se ha parado a llamar al Ejército de Tierra para preguntar a quiénes más se ha mandado esta invitación? Más que nada porque el Ejército invita a empresas tanto privadas como públicas que estén próximas a sus instalaciones.

¿O es que estamos ante un intento de aprovechar un gesto de voluntad para volver a atizar a TVE? ¡Basta ya de utilizar la televisión pública como un campo de batalla!