Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El peligro social de premiar a un presunto estafador en televisión

José Antonio Avilés ha vuelto a televisión, tan solo unas semanas después de anunciar que se retiraba

José Antonio Avilés en 'Viva la vida' (Telecinco)
José Antonio Avilés en 'Viva la vida' (Telecinco)
Jorge Rabazo
@jorge__rb
07.07.2020 | 07:50

Cuando salieron a la luz las presuntas estafas de José Antonio Avilés, seguramente nadie pensó que fuera a desaparecer de televisión para siempre. Sin embargo, la experiencia con otros casos nos hacía pensar que podía alejarse de los focos durante al menos, unos meses, para volver a lo grande después de blanquear su imagen

Avilés ha vuelto a la televisión sólo 21 días después y con un injerto capilar gratis

Finalmente, esos meses han pasado a ser semanas. El exconcursante de Supervivientes ha vuelto a los platós de televisión, concretamente a Viva la vida, como si nada hubiera pasado durante estos meses y, a pesar de asegurar él mismo, que abandonaría la televisión. Lo ha hecho, además, con un injerto capilar bajo el brazo que probablemente le haya salido gratis dado el reportaje visto en el programa.

Fue el 14 de junio cuando anunció en el programa de Emma García que "no he sabido gestionar todo esto desde que llegué a España. Me voy porque ya no puedo más", en un programa en el que hasta sus compañeros parecían ir en su contra.

Y es que, tan solo unos días antes, Avilés había vuelto a mentirles. Tal y como afirmó, Sálvame le habría hecho una oferta para sentarse en Sábado Deluxe, sin embargo, el programa de Jorge Javier Vázquez destapaba unas conversaciones en la que era el mismo colaborador el que se ofrecía a ir. Estamos hablando, por tanto, de unos 21 días desde su última gran mentira.

21 días, como los del mítico programa de Samanta Villar, en los que 'supuestamente' ha dedicado su tiempo a leer, a "aprender a escuchar" y en los que, en teoría, ha resuelto todas sus deudas pendientes. Además, al parecer, se ha matriculado en el grado de Periodismo para obtener el título. ¿Lo cumplirá o se añadirá a su larga lista de mentiras? 

Parece que da igual, visto lo visto. Y es que Telecinco ha demostrado que no pasa nada por tener múltiples acusaciones de estafas, mentiras y otros delitos en televisión, ya que tus jefes harán borrón y cuenta nueva, y no sólo seguirán ofreciéndote trabajo, sino que te dedicarán un prime time, darán valor a tus informaciones, te ayudarán a 'ponerte pelo' y hasta te convertirán en la estrella invitada de un late night más propio de la tele local de los 90.

Y mientras, un profesional como Torito, con más de dos décadas de experiencia delante de las cámaras, teniendo que mendigar minutos en televisión porque se merece "más que salir cinco minutos a hacer el bufón en este programa".

No obstante, quizá lo de Avilés sea el premio por haber crecido a imagen y semejanza de lo que veía a través de la pequeña pantalla. Y es que, en su personalidad, en su forma de actuar y de hablar, se perciben rasgos similares a otros colaboradores marca de Telecinco. No es ni el primero, y probablemente, el último que sigue en televisión a pesar de sus polémicas. 

La televisión está para informar y entretener. Sin embargo, las cadenas jamás debe olvidar su componente formativo y unos valores básicos que, por supuesto, no pasan por darle protagonismo a acusados de estafar. ¿Qué ejemplo se está mandando a la sociedad cuando se ayuda a alguien a pagar sus deudas con tan sólo hacer espectáculo de ello?

Telecinco tendría que haber cogido el toro por los cuernos y desterrar por completo a un personaje que ha demostrado, una y otra vez, que la mentira es su modo de vida. Una condena ejemplar como la de Isabel Pantoja por blanquear dinero. De lo contrario no sería inverosímil pensar en niños que, cuando se les pregunte que quieren ser de mayor, contesten: "Presunto estafador".