Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Rajoy prefiere ver la Champions a debatir sobre política en televisión

Mariano Rajoy.
Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
24.11.2015 | 17:55

Debe ser una nueva alergia. Una enfermedad de nombre desconocido. A lo mejor es que le salen salpullidos por todo el cuerpo. No creo que sea contagioso. ¿Plasmitis? ¿Miedo a los focos? Tal vez simplemente es que el presidente del Gobierno nos ha salido vergonzoso. Mariano Rajoy dice no a los debates televisivos para hablar sobre el presente y el futuro del país. Él prefiere hablar sobre la Champions. 

Rajoy se sentará este miércoles delante de los micrófonos de COPE para comentar el encuentro entre el Shakhtar y el Real Madrid, entre el Atlético de Madrid y el Galatasaray y entre el Sevilla y el Borusia. ¡Este es nuestro presi! Aquí no hay focos y no se le notarán las rojeces. Es mucho más cómodo hablar de pelotas que tenerlas.

Y es que el presidente se ha negado a enfrentarse a Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias en el primer debate televisado que se emitirá en Antena 3 y laSexta el próximo 7 de diciembre. Su lugar lo ocupará Soraya Sáenz de Santamaría. Ella parará las balas mientras se disparan las armas.

Tampoco se enfrentará al resto de candidatos en el debate que ha preparado El País y que se emitirá de forma digital el próximo 30 de noviembre. Mariano Rajoy se ha encerrado en el búnker de La Moncloa y ha tirado las llaves al Manzanares. 

Ni un whatsapp, ni un sms, ni una llamada perdida, ni una conexión vía Skype. Rajoy huye de la televisión cuando puede suponer un mínimo de incomodidad. Está por encima del bien y del mal y no está dispuesto a usar un termómetro comunitario. Para eso ya está su guardaespaldas. Su segunda de abordo. La chica que va a El hormiguero o vuela en globo con Jesús Calleja.

Calma, pueblo, calma. Que Mariano Rajoy sí acudirá a la televisión y concederá una gran entrevista con uno de los profesionales más incisivos: Bertín Osborne. El presidente ha elegido En la tuya o en la mía para mandar su mensaje al pueblo llano y mostrar su faceta más campechana.

Un presidente que no da la cara. O que tiene demasiada. Un amante de los plasmas y de los diferidos. Él mismo dijo que los debates electorales son su “medio natural” en la rueda de prensa que hacía balance de su legislatura. Tan natural, que Rajoy ha debido perderse por el frondoso bosque y ya no sabe salir. Mariano, aquí tiene un mapa. Por si le sirve de ayuda.