Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Los looks de Sánchez, Rivera, Iglesias y Sáenz, a debate

Rocío Ponce
@rponcedominguez
08.12.2015 | 01:40

La política, la moda y los asesores de imagen de los líderes volvían a verse las caras esta noche de debate en Atresmedia. La imagen es tremendamente importante, ya sabemos que puede incluso ganar elecciones, y los cuatro invitados a debatir las cuestiones políticas que más preocupan a los españoles han estudiado los looks que finalmente han lucido el 7D.

Y aunque los protagonistas son ellos, Soraya Sáenz de Santamaría, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias, Ana Pastor y Vicente Vallés también han sido asesorados por sus estilistas para actuar como moderadores de este importante evento de la campaña electoral.

La periodista ha sido fiel al estilo al que nos ha acostumbrado en El Objetivo con prendas monocromáticas que resaltan su figura con gracia, pero sin estridencias. Para el debate ha elegido un vestido sin mangas, por encima de la rodilla y anudado a un lado con un lazo de la firma francesa Paule Ka. El color es un tono rosa empolvado que es tendencia y que Pantone acaba de señalar como el del 2016. Si te gusta necesitarás tener un presupuesto de 620 euros. 

Por su parte, Vicente Vallés ha optado por la discreción de un traje de chaqueta oscuro, como su corbata, y camisa blanca. 

Para el análisis de los políticos haré referencias a algunos comentarios que han realizado en Twitter especialistas en la materia. La única mujer del debate, Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, se decantó por el azul marino (azuloscurocasinegro, como bien apuntó Ferreras en el directo previo al debate) para su look.

Un blazer de doble botonadura de terciopelo –muy trendy-, pantalón pitillo tobillero, stilettos, joyería minimal y en cuanto al maquillaje destacaban sus labios color fucsia. La estilista y diseñadora de vestuario Montse Nieto (@Demolina22) comentó “la esperaba con algo menos oversize, en el plano general no esta mal, pero el medio no le favorece tanto”.

Pablo Iglesias no ha querido defraudar y ha vuelto a optar por no ponerse traje. Su sencillo look se componía por un par de vaqueros y camisa celeste remangada hasta los codos. ¿La mala pasada? El sudor a lo Camacho que una americana nos podría haber ahorrado a todos los que hemos tenido que desear que no gesticulara más de la cuenta para no ver esos enorme cercos.

Las corbatas de Pedro Sánchez y Rivera se parecían, pero no eran iguales. La del socialista era más roja pasión que la del líder de Ciudadanos, que tiraba más hacia el burdeos. El candidato del PSOE es el que mejor ha lucido la chaqueta, aunque muchos se han sorprendido de que optara por no llevar un conjunto y eligiera americana azul y pantalón negro. “Formal pero no tanto... La nueva política obliga #7DElDebateDecisivo”, aseguraba en Twitter la experta Patrycia Centeno (@politicaymoda). 

Por su parte, Albert Rivera ha preferido no innovar y mantenerse dentro del clasicismo y el estilismo políticamente correcto que le funciona (o eso creen): traje negro y camisa blanca. Pese a ello, según Patrycia Centeno cree que el catalán no acaba de encontrar su talla. “Será de Hugo Boss, pero el traje de Rivera se las trae... Brilla y le viene prietob#queseloshagaamedida”.

Lo que el periodista de moda, José Luis Díez (@esmoquinroom) no les perdona es que acierten con el largo de sus pantalones.  “Para variar, los tres hombres con el bajo del pantalón mal cogido...#Nohayremedio Y aunque se le ha mencionado en no pocas ocasiones, no hemos echado de menos el soporífero estilismo con el que nos habría deleitado el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, al que veremos en el debate contra Pedro Sánchez el próximo 14 de diciembre.

Ana Ureña (@anaurena), directora de la revista Cosmopolitan, terminó el debate y el análisis de la indumentaria como herramienta de comunicación política con  una nota de humor: “Ojalá ahora Ana Pastor cambiase su estilismo a un vestido de lentejuelas y dieran puntos como en EuroVisión #twoPoints#7dEIDebateDecisivo”.