Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Silvia Abril en 'TCMS': cuando el ingenio se convierte en espectáculo

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
30.10.2015 | 04:00

A Silvia Abril no te la esperas. Siempre ha sido una secundaria de lujo en los programas en los que ha participado. Sólo necesita el chispazo del foco y ya hay show asegurado. Pero con Tu cara me suena es diferente. En este programa se ha vuelto ingeniosa, desguionizada, resuelta, desmesuradamente inteligente a la hora de saber qué es y dónde está el espectáculo. Silvia Abril, de pronto, se ha vuelto una imprescindible en la televisión.

A lo largo de los últimos años, Silvia Abril ha dejado muchas huellas en los programas en los que ha participado. Homo Zapping no hubiese sido lo mismo sin sus imitaciones de Cayetano Guillén Cuervo o Susanna Griso. Fue el verdadero espíritu de Eurovision, algo que pocos recuerdan. Y Buenafuente dio con una verdadera joya cuando tenía en plató a La niña de Shrek.

Silvia Abril sabe perfectamente lo que significa que se suba el telón. No es una simple tela que sube y que baja. Es un click en su cabeza. Es un objetivo: hacer disfrutar al espectador y convertirle en cómplice del espectáculo.

Por eso Tu cara me suena se ha convertido en el elemento perfecto para la actriz. En el programa de Antena 3 ha demostrado que no es guión, que no es fachada y que lo suyo viene de fábrica. Ha conseguido que el espectador desee saber cuál será su próxima actuación, que espectador pregunte, se interese y que la ansíe que se suba al escenario.

A Silvia Abril ya no se la puede dejar para el final de una gala. Aunque al equipo le encantaría mantener la atención de los espectadores hasta el momento que salga Silvia Abril al escenario, el juego que da una vez terminada su actuación ya obliga a que sea una de las primeras en salir a cantar. 

La humorista llegó a Tu cara me suena para cubrir uno de los perfiles básicos del programa: el del showman. Si en anteriores ediciones habían contado con Santiago Segura o con Arturo Valls, Silvia Abril estaba dispuesta al ‘todo vale’ del programa. Sin embargo, ha mejorado esta faceta a unos noveles inimaginables. Silvia Abril es generosa, simpática y acapara la atención en el momento justo.

Por su piel han pasado ya personajes como Ylenia, Sor Cristina, Rafaella Carrá, Miguel Bosé, Doris Day y Britney Spears. En un principio existía el miedo de que, después de haber visto a Silvia Abril imitar a tantos personajes en televisión, su trabajo en Tu cara me suena terminase en parodia y no en imitación. Aunque en algún momento ha sido así, Silvia Abril queda perdonada por el bien del espectáculo. Gracias por hacer televisión.