Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'Supervivientes 2015: Un mejor casting que no es suficiente para inspirar novedad

Carmen Lomana, concursante de 'Supervivientes 2015'
Jose Álvarez
@josealvarezc
17.04.2015 | 02:20

La nueva edición de Supervivientes viene con novedades en su casting, pero poco más. A pesar de que hay incorporaciones llamativas como la de Lara Álvarez como copresentadora desde la isla, en un formato en que las relaciones de los náufragos son tan importantes hay que confiar precisamente en que ellos sean los que conviertan o no las nuevas historias en interesantes, más allá de otro tipo de novedades que, aunque existen, aportan poco al conjunto.

De esta manera, se han visto nombres que apuntan maneras en las primeras horas de concurso. Una de las que más ha destacado y que parece posicionarse como firme candidata a ganar es Carmen Lomana, que se ha tirado del helicóptero y se ha "embarrado" como una más, además de emocionarse y mostrarse tal como es.

Carmen Gahona dará momentos muy importantes en 'Supervivientes' a pesar de estar fuera de concurso

Chabelita también está dando juego, y dará mucho contenido a los programas de Telecinco si sigue hablando de su vida personal como ya está haciendo. E Isabel Rábago, Lucía, Nacho Vidal, Fortu, Labrador o Arantxa han demostrado que no vienen para ser "muebles".

Pero no todos han demostrado estar tan "en su salsa". Christopher parece muy apartado y con pocas posibilidades de destacar. Tampoco ha aportado mucho hasta el momento Rafi Camino, pero tiene la excusa de haber aterrizado mucho después y no haber tenido tiempo de empatizar con sus compañeros.

Mención aparte merece Carmen Gahona. Ella es una de las grandes promesas de esta edición y, a pesar de los problemas médicos que la impedirán concursar, se quedará en Honduras para poder animar las tramas que ocurran en la isla durante 3 horas al día.

Lara Álvarez aprende de Raquel Sánchez Silva

Otra de las novedades que más se ha observado con lupa ha sido la incorporación de Lara Álvarez. Su estilo al presentar ha sido muy en la línea del de Raquel Sánchez Silva, de la que ha demostrado ser una buena alumna.

Pero Álvarez aún tiene mucho camino que recorrer. Aunque tiene tablas, necesita tiempo para soltarse y ganar confianza. El reto de llegar a su predecesora es duro y va a sudar si quiere conseguirlo.

Si algo tiene que mejorar Lara Álvarez es su naturalidad. Su excesivo entusiasmo hace que en ocasiones no parezca creíble el discurso que está diciendo, aunque resulta mucho más acertado su nombre que el de otros que han estado en la isla como José María Íñigo.

Una mecánica más sencilla pero sin novedades importantes

La mecánica de Supervivientes 2015 gana a la del año pasado en algo muy importante. Una de las críticas que se hizo a la anterior edición fue el caos con que fueron sucediéndose las cosas, pecando de improvisación en muchos momentos. Ahora, todo es mucho más sencillo y claro, centrando mucho más al espectador.

La mecánica de este año es mucho menos caótica que la del anterior

Estas novedades no son especialmente arriesgadas, aunque vale más pecar por esto que por lo que hace un año les costó tantos disgustos. Ahora tan solo lucharán entre los equipos para estar en la isla privilegiada o en una con muchas menos comodidas. Al menos, de momento.

Vuelven a equivocarse en la manera de explicar las cosas, o de tomar algunas decisiones. Ariadna, hija de Fortu, ha estado muy acertada criticando que Rafi Camino no pueda ser nominado por no haber convivido con sus compañeros pero la misma razón no vale para evitar que él nomine.

Supervivientes 2015 mejora en muchas cosas a la edición de 2014 y tiene una buena base desde la que partir. Pero la sombra del año de Rosa Benito es muy alargada y parece que de nuevo en esta ocasión será difícil siquiera acercarse.