Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La valentía de Antena 3 al saber decir adiós a sus series de éxito

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
29.07.2016 | 16:43

Velvet terminará cuando termine su cuarta temporada. Que sí, que no nos hemos vuelto locos. Antena 3 ha decidido (antes de estrenar la cuarta temporada) que la próxima ristra de episodios que se emitan por televisión serán los últimos de la serie. Ellos tampoco se han vuelto locos. 

A los de San Sebastián de los Reyes no les ha dado un golpe de calor al querer desprenderse de una serie que acumula más de 3 millones de espectadores. Todo lo contrario: parece que comienzan a pesar como una gran mayor internacional generadora de contenido de calidad. 

Y es que Velvet, una de las producciones más cuidadas de la cadena y con mejor crítica, no puede arrastrarse por la parrilla de Antena 3 y morir por agotamiento. Mejor matar a la serie a lo grande, por todo lo alto, con la cabeza bien arriba y ofreciendo al espectador un producto de calidad hasta el final. 

Tal vez preferían ver cómo mataban a Miguel Ángel SIlvestre, cómo Paula Echevarría se metía en el mundo de las drogas o cómo Cecilia Freire terminaba en un club de alterne. Un giro de guión que puede llegar a producirse en series que duran temporadas y años hasta que el espectador se agota de tanta atricidad. Velvet terminará con clase. 

Antena 3 ha sacado pecho en estos últimos años de su sello de ficción. Y si quieren que esta marca tenga algo de sentido deben cuidar (y mucho) cada una de las producciones que ofrecen. Se han puesto el listón tan alto en algunas ocasiones que cualquier fallo lo pagan muy caro. Es el caso de ficciones como Bienvenidos al Lolita y Buscando el norte. A pesar de que los espectadores siempre les conceden el beneficio de la duda en el capítulo piloto, al final acaban dándoles su verdadera opinión desconectando o siendo fieles al producto. 

Si querían que los espectadores se siguiesen fiando del sello Series Atresmedia deben hacer guiños como este. Velvet dice adiós y lo dirá con una trama cerrada desde el primer minuto. Una historia dirigida hacia un desenlace, sin medias tintas. Ya han aprendido de Vis a Vis, una ficción que, si bien hizo lo correcto al no renovar por una tercera temporada, ofreció un final poco preparado y que dejó demasiadas tramas abiertas. Velvet no cometerá el mismo error al tener tanto margen de reacción. 

Por eso Antena 3 es valiente y por eso la televisión española está comenzando a tener tan buena fama en sectores extranjeros. Ya no hace falta que todo sea Águila Roja o La que se avecina con temporadas por doquier a sus espaldas. Ahora funciona El Príncipe, se preparan series como La verdad y podemos decir adiós a una ficción como Velvet cuando toca.