Cabeceras especiales

Cabecera

EDITORIAL

Que nadie nos calle

Redacción
@Bluper
23.02.2015 | 05:00

A mediados de noviembre del pasado año nacía Bluper. Lo hacía con unos objetivos en el horizonte, unas premisas perfectamente definidas y unas líneas rojas infranqueables. Apoyados por nuestro rigor, nuestra experiencia y nuestra capacidad de trabajo, desde el día de nuestro lanzamiento y hasta la fecha, hemos dado lo mejor de nosotros para convertirnos en un medio de referencia dentro de la información sobre televisión.

Bluper siempre ha querido realizar la radiografía más amplia posible del sector actual

Entre aquellos objetivos que nos trazamos, se encontraba y se encuentra el llevar a cabo un periodismo analítico y crítico con el medio al que amamos y queremos. Sabíamos que podíamos incomodar o incluso molestar con nuestras opiniones, pero también queríamos generar debate entre quienes nos leyeran, afrontar quejas de aquellos a quienes no contentáramos, aceptar sugerencias de aquellos que quisieran ser parte de nosotros y, fundamentalmente, poner en valor las numerosas virtudes de nuestra televisión y de quienes trabajan en ella. Así, con todo esto, realizar la radiografía más amplia posible del sector actual.

Cuatro meses después de dar nuestros primeros pasos, nos hemos encontrado con una piedra en el camino que, lejos de hacernos cambiar el rumbo, nos confirma que no sólo vamos en la buena dirección, sino que ha llegado el momento de alzar la voz, de manera firme y contundente, para que todos los que amamos la televisión, sepamos del poder que tenemos cuando nos expresamos a través de nuestros blogs, nuestros foros o nuestros portales de internet y la importancia de denunciar cualquier amenaza que quiera hacernos callar.

Sabemos perfectamente que no somos los primeros periodistas, blogueros, escritores o simples usuarios de Internet que se enfrentan a esta "piedra en el camino". Pero desde luego no vamos a ser nosotros quienes callemos. Al contrario. Si no pudo con Hable con ellas, tampoco podrá con Bluper. Sí, hablamos de José Luis Moreno.

Un artículo de prensa y una crítica televisiva se han convertido en objeto de demanda

Un artículo de prensa en el que recopilamos y enumeramos las informaciones publicadas por otros medios de comunicación, y una crítica televisiva, enmarcada dentro de una columna de opinión perfectamente identificada como tal, se han convertido en objeto de una demanda de conciliación previa a la interposición de una querella criminal. Querella criminal. Parece un chiste.

Bluper ya tiene sobre la mesa una querella criminal por decir (citamos textualmente) que “José Luis Moreno le vuelve a colar una vergonzosa gala a TVE”. Una querella criminal por opinar que resulta inadmisible que nuestra televisión pública, la de todos, contrate a un productor juzgado al pago de 32.821 euros como compensación por las vulneraciones sufridas por parte de ochos actores y actrices. Una querella criminal por decir que lo mismo que vimos en La noche en Paz en Telecinco en Nochebuena y Nochevieja fue lo mismo que vimos en TVE en Reyes.

El citado productor solicita, primeramente, que no volvamos a efectuar ningún artículo en estos términos, lo que cualquier jurista lego en Derecho calificaría de censura previa e inconstitucional, y seguidamente, que le abonemos 332.000 euros en concepto de indemnización.

Resulta preocupante que Moreno lleve hasta un juez las críticas sobre su trabajo como productor

Cada uno coloca el baremo de su coherencia donde considera, faltaría más, pero resulta sonrojante que Jose Luis Moreno pretenda coartar la libertad de expresión de un medio de comunicación, sea grande o pequeño (como aún es nuestro caso). Resulta inadmisible que José Luis Moreno intente impedir que se diga y se denuncie que la televisión pública, nuestra TVE, no debería contratar los servicios de personas juzgadas y condenadas por vulnerar los derechos de varios de sus trabajadores (sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid). Y resulta preocupante que Jose Luis Moreno lleve hasta un juez las críticas sobre su trabajo como productor.

Sonrojante, inadmisible y preocupante. Lo reafirmamos. Y lo hacemos denunciando públicamente la estrategia de este Goliat frente a un David como Bluper, interponiendo una demanda para un medio con recursos aún muy limitados.

Nos importa TVE, la televisión de todos

Bluper no tiene absolutamente nada personal en contra de Jose Luis Moreno. Nos importa TVE. Nos importa la televisión de todos. La televisión que se hace con dinero público, con los impuestos de todos los españoles, también con los de los redactores de Bluper, esos a quienes demanda por opinar que sus producciones son indignas de una televisión pública en España en pleno 2015.

Bluper no tiene absolutamente nada personal en contra de Jose Luis Moreno. Nos importa TVE.

A Jose Luis Moreno no le gusta que pongamos el foco en TVE, que recordemos una y otra vez lo difícilmente justificable que resulta contratar con dinero público a quien acarrea tras de sí un largo historial de incidencias administrativas y judiciales, y de la que ahora mismo entramos a formar parte.

Estamos seguros de que igualmente a José Luis Moreno no le va a gustar tampoco que digamos ahora bien alto y bien fuerte que TVE no puede posicionarse del lado de un productor que constantemente, mediante burofaxes, amenazas y querellas criminales trata de acallar, por cualquier vía a su alcance, a quien ose llevarle la contraria. Hoy somos nosotros, pero quienes conocemos su manera de proceder estamos plenamente convencidos de que mañana puede ser cualquier foro o cualquier medio quien se las tenga que ver en un juzgado con este señor.

TVE no puede posicionarse del lado de un productor que trata de acallar a un medio

También sabemos que a José Luis Moreno no le gustará verse públicamente retratado en esta situación. Ni es la primera vez que intenta acallar a un medio interponiendo demandas que no llegan a ningún lado, ni será la última. Es su manera de proceder y evitar que se hable de todos los hechos probados que hay tras él. En este mundo de los medios de comunicación todos conocemos a gente que se ha enfrentado contra él legalmente. ¿Recordáis el célebre incidente con Yolanda Ramos en Hable con ellas? Pues como esos, montones.

Nosotros tampoco nos callamos. Porque si lo hacemos, otros recorrerán este mismo camino. Y eso sí que es sonrojante, inadmisible y preocupante.

No nos van a callar. Porque si lo hacemos, otros recorrerán este mismo camino.

Por si cupiera alguna duda, Bluper presentará batalla legal en este litigio. Lo tenemos muy claro. No nos van a callar. No solo a nosotros. A todos vosotros. A ninguno. No estamos dispuestos a que nadie use su supuesta fuerza y sus amenazas para quitar la capacidad de opinar, criticar, exigir y demandar la mejor de las televisiones posibles.

Para quienes esto firmamos, la redacción al completo de Bluper, este es nuestro trabajo y nuestra manera de ganarnos honradamente la vida. Con nuestros aciertos y nuestros errores. Pero siempre con ese objetivo del que os hablábamos al principio: analizar la televisión de manera crítica, razonada y plural; ofreceros a todos vosotros, los lectores, un lugar donde conocer más a fondo nuestra televisión. Un lugar donde ejercer vuestro derecho a estar informados y nuestro deber de informar.

Que nadie nos calle.

*A raiz de esta demanda ha surgido una iniciativa en Change.org en la que pide su retirada: Firma la petición.