Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

El día que Javier Cárdenas quiso ser Pablo Motos

El presentador de TVE se llevó a su programa a Richard Gere, su primera estrella internacional.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
21.04.2017 | 13:36

Si por algo destacó El hormiguero en un momento fue por su facilidad por conseguir a estrellas internacionales en su plató. Pablo Motos ha contado durante estos años con numerosos cantantes, actores y deportistas que eligen su programa para hacer promoción. Ahora parece que le ha salido un nuevo competidor. 

Javier Cárdenas quiere ser Pablo Motos. Se sabe que las estrellas internacionales llaman a la audiencia. Por eso el presentador de TVE no dudó en quedarse con Richard Gere en la visita que el actor ha hecho en España. Un pseudorobo después de que el actor ya se paseara por el plató de Antena 3 en 2015 y 2016. 

La razón de que Gere eligiera un programa que tiene una audiencia notablemente más baja para su promoción es que no pasará por Madrid. El actor se quedará en Barcelona como parte de su promoción, lo que ha hecho imposible que asistiera al programa de Motos. Además, el hecho de que haya recibido el premio Continuarà de Cultura 2017 por parte de RTVE hace más entendible su decisión. 

Las cosas no le fueron nada mal a Cárdenas (en términos de audiencia) con la visita de Gere a su plató. Hora punta consiguió este jueves un 12% de cuota de pantalla reuniendo a 2,2 millones de espectadores alrededor del televisor. Su competidor, Motos, alcanzó un 13,5% de cuota y 2,4 millones de espectadores con la vista de Antonio Carmona. En términos técnicos la cosa ya es otro cantar. 

Si bien es cierto que la entrevista que Cárdenas le hizo a Richard Gere careció de la espectacularidad con la que el presentador de Antena 3 recibe a sus invitados más importantes. El actor pidió no tener pinganillo y contar con una intérprete a su lado, algo que le restaba valor a la entrevista y que ocasionaba muchas confusiones al espectador al otro lado de la pantalla. 

La poca espectacularidad de 'Hora punta'

Richard Gere y Javier Cárdenas no se movieron de la mesa central del programa de TVE, algo que Motos intenta evitar a toda costa. El programa de Antena 3 siempre juega y sorprende a sus invitados con inventos, bombas y demás elementos que quedan muy bien en televisión y hacen que el invitado se sienta cómodo. Sin embargo, Cárdenas sólo hizo una entrevista pura y dura, contando con la presencia de la actriz Irene Montalá, hija de la mujer que dobla a Julia Roberts en castellano. 

La visita de Gere ha sido la última llamada de atención de Cárdenas. El presentador ha levantado la mano para hacer ver a su competencia que él también lo puede hacer. Pero que no lo puede hacer igual. La entrevista estuvo cargada de numerosos silencios incómodos, frialdad por parte del actor, vídeos y recuerdos poco interesantes y rótulos sin ningún sentido. 

Richard Gere tuvo que hacer frente a preguntas con muy poco sentido común por parte de los colaboradores. José María Íñigo hablaba sobre su problemas capilares y llegó a besar al invitado. Tal vez faltaba lo mejor por llegar: el momento en el que Cárdenas y Gere hablaron sobre el síndrome de down. El presentador aprovechó para dar paso a un vídeo en el que una joven afectada por esta enfermedad le hacía una pregunta: "¿Es cierto que te llevas mal con Julia Roberts?". Gere ya está cansado de responder a esta cuestión. Cárdenas, sin problema para dejar en evidencia a la joven y salvando a toda costa su programa, afirmó: "Hay que dejar claro que la pregunta es de la chica". 

Después de 38 minutos de entrevista, Gere cogió sus bártulos y se fue del plató de Hora punta por la puerta de atrás con un apretón de manos a Cárdenas. Una imagen que quedaba realmente mal en pantalla. Después, los colaboradores que quedaron en la mesa comenzaron a comentar lo ocurrido en el plató como si de un patio de vecinas se tratara. Tal vez Cárdenas debería programas alguna entrevista de la competencia para ver cómo se hacen las cosas.