Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El acercamiento de Mediaset España al Gobierno

Juan M. Fdez
@juanmafdez
02.02.2015 | 05:00

21 de enero de 2013. Jordi González anuncia en directo que el PP estudia acciones contra El Gran Debate. "Dirigentes del PP que están viendo el programa van a estudiar la interposición de la acción que corresponda ante las informaciones (sobre el caso Bárcenas) que se están difundiendo en El Gran Debate de Telecinco".

Mayo de 2013. La decisión de Te vas a enterar de retransmitir en directo el escrache a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, provoca un gran malestar en la cúpula de Mediaset. Las relaciones entre Gobierno y Mediaset viven su momento de mayor tensión.

Ante esta situación, la decisión es clara: rebajar el tono político. Y de esta forma, a pesar de ser líder de las noches de los sábados, Telecinco anuncia en agosto la cancelación de El Gran Debate porque “no se puede hacer un programa político sin políticos”.

Tras los problemas con Moncloa se decidió rebajar el tono político

En su lugar, la cadena alumbra un programa de entretenimiento Abre los ojos presentado por Emma García y que tiene que ser cancelado a los cinco meses tras sus nefastos datos de audiencia. Le sustituiría Hay una cosa que te quiero decir, otro programa de entretenimiento.

Entre medias, en octubre de 2013, Mediaset también cancela Te vas a enterar, otro programa políticamente incómodo. “El programa no sigue estrictamente la nueva línea de apuesta por el entretenimiento”, justificó la cadena.

De esta forma, el único programa político que quedaba en en el grupo era Las mañanas de Cuatro, que por aquel entonces estaba lejos de los datos de Al rojo vivo.

Un tiempo nuevo con el PP

Todo cambia en octubre de 2014. Una vez demostrado el fracaso de la cadena en la noche de los sábados y el éxito de laSexta con laSexta Noche, Mediaset España decide volver a las tertulias políticas con Un tiempo nuevo, un nuevo debate producido por Mandarina, curiosamente la misma productora a la que arrebató Te vas a enterar.

Mediaset solicitó la colaboración del Gobierno para sus programas políticos

No obstante, el grupo solicitó la colaboración del Gobierno para sus programas políticos aprovechando la idea del Ejecutivo de buscar la presencia en los medios de comunicación de su labor y sus ideas ante las pésimas perspectivas electorales que apuntan las encuestas.

“La diferencia entre Un tiempo nuevo y laSexta Noche es que el primero tiene una línea editorial más plural”, ha sido la defensa desde entonces. El Gobierno accedió y así el primer invitado del programa fue Cristobal Montoro.

Después han pisado el plató del programa José Antonio Monago, que eligió este debate para defenderse del escándalo de los viajes a Canarias; la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes; el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando; la candidata del PP en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

La entrevista a Rajoy

Curiosa fue la decisión de la dirección de Un tiempo nuevo del pasado 10 de enero cuando en vez de comenzar el programa con la entrevista a Sonia Castedo, algo a priori más pensado para ganar audiencia y poder luchar contra la entrevista de Susana Díaz en laSexta, decidió dar voz a Fernández Díaz desde París. Los datos al día siguiente hablaron por sí solos.

'Un tiempo nuevo' sirve de foro para que el Gobierno comunique sus ideas

No obstante, el acercamiento de Mediaset España al Partido Popular quedó aún más visible el pasado lunes con la entrevista light de Pedro Piqueras a Mariano Rajoy. Entonces sorprendió que un periodista como Piqueras estuviera tan poco incisivo con el presidente del Gobierno.

Este tiempo nuevo con el PP parece que se prolongará hasta las elecciones. De hecho, una de las razones por las que Telecinco no cancela Un tiempo nuevo, a pesar de sus malos datos de audiencias, sería el que sirve de foro para que el Gobierno pueda comunicar sus ideas y su programa electoral.

Resulta paradójico, no obstante, este acercamiento teniendo en cuenta que Mediaset España siempre ha defendido que hace una televisión por y para el pueblo, precisamente el más afectado por la política de recortes del Gobierno.