Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Es acertada la estrategia de cambiar de día de emisión una ficción?

Juan M. Fdez
@juanmafdez
03.11.2015 | 05:00

Hubo un tiempo en el que Antena 3 defendió la política de no cambiar de día de emisión sus series a pesar de sus bajos datos ya que le parecía una falta de respeto al espectador. Y así, a pesar de que algunas ficciones les hicieron ser menos competitivos, la cadena siguió firme con su estrategia. Era una manera, además, de reforzar su marca de Series Atresmedia.

Ahora, una vez que la marca está consolidada, la cadena de Atresmedia no ha tenido problemas para cambiar de día de emisión sus ficciones para, o bien protegerlas, o proteger otros productos de estreno. Pero, ¿qué tal ha funcionado esta nueva estrategia?

La primera ficción que ‘sufrió’ esta nueva política fue Sin identidad. Era junio de 2014 y Antena 3 decidió pasar esta serie del martes al jueves noche para evitar los partidos de octavos de final del Mundial de fútbol. No obstante sólo sería para sus dos últimos capítulos.

El movimiento resultó efectivo en su primera semana y la ficción pasó de un 17,1% y 3.144.000 espectadores  a un 19,8% de cuota de pantalla y 3.272.000 espectadores. En su capítulo final, no obstante, cayó a un 18,8% y 2.893.000 espectadores.

Proteger nuevas apuestas

El siguiente movimiento llegaría con Bajo sospecha para proteger Casados a primera vista. La cadena decidió pasar la serie de la noche de los martes a la de los lunes y el dating show a los jueves para proteger a éste del estreno de La Voz.

También resultaría efectivo. Y es que la serie pasó de anotar un 17,2% y 3.333.000 espectadores en la noche del martes a un 19,9% y 3.891.000 espectadores. En sus dos siguientes capítulos, la serie de Bambú Producciones consiguió mantener el tipo frente al reality de Telecinco y consiguió congregar a un 18,5% y 3.430.000 espectadores y un 20,4% y 3.748.000 espectadores, respectivamente.

En lo que respecta a Casados a primera vista, el programa consiguió mantener sus datos pasando de un 15,1% de cuota de pantalla y 2.653.000 espectadores a un 14,7% y 2.607.000 espectadores tras el cambio de día.

Dos meses más tarde llegaría un nuevo movimiento. La cadena cambió de día Vis a vis de la noche de los lunes a la de los jueves para estrenar Pekín Express. Sin embargo, en este caso la estrategia no fue tan positiva y la ficción se dejó en el camino 700.000 espectadores y tres puntos de audiencia.

Además, aunque el reality presentado por Cristina Pedroche se estrenó con un 16,2% y 2.630.000 espectadores, terminó perdiendo fuelle hasta caer por debajo de los dos millones de espectadores y un 13,6% de media. No obstante, la cadena mejoró su competitividad en jueves, donde semanas antes había emitido cine frente al intratable Supervivientes.