Cabeceras especiales

Cabecera

SÁLVAME

Aitor Trigos tuvo que “hacer pasar un buen rato a señores” para sobrevivir

El comunicador contó en ‘Sálvame’ la mala situación profesional que ha vivido.

Redacción
@Bluper
09.08.2017 | 20:58

Este lunes Aitor Trigos contaba en una entrevista lo mal que lo había pasado económicamente desde que dejó de salir por televisión, que tuvo consecuencias como que le desahuciasen desu casa.  El comunicador ha acudido este miércoles a Sálvame a hablar de su historia, y ha reconocido que tuvo que trabajar en “una casa no muy recomendable” para sobrevivir.

Trigos, que trabajó en programas de éxito como Las mañanas de Cuatro, ha reconocido que ganó muchísimo dinero, superando el millón de euros, pero que su mala gestión le hizo perderlo todo. Pese a todo, su mensaje no ha sido pesimista, y se culpa a él mismo de la situación, afirmando que no se siente un juguete roto de la televisión.

Las cuentas bloqueadas

“Yo me iba engañando a mí mismo con el dinero, que me cegó, me lo ponía todo muy fácil”, afirmó Aitor, quien por deudas llegó a tener las cuentas bloqueadas, lo que le llevó a dejar de pagar la hipoteca, aunque “no quería ver” el problema. “Tenía un dinero guardado que no me podían tocar e iba tirando por eso”, recordó.

Así, un día se encontró que un día al regresar de viaje encontró un precinto en su puerta, que “ha entrado la policía y la jueza a tu casa, y se han llevado a tu perro y a tus peces. Es el peor momento que he vivido nunca”. Una situación que coincide con el momento en el que teléfono deja de sonar para trabajar en la pequeña pantalla. “Yo trabajé con Ivonne Reyes en Verano de campeones, el mismo año que me quitaron la casa. Y yo pensaba que me volverían a llamar. Pero como mi vida personal y profesional estaba tan mezclada, cuando se cayó un naipe se cayó todo”.

En su desesperación hizo una búsqueda desesperada de trabajo en empresas como grandes firmas de moda que le rechazaban precisamente por haber salido en televisión. “Buscas alternativas para ganar dinero, entre esas, cenas bajo pago de gente que no conoces de nada”, le preguntó Kiko Hernández, ante un Aitor Trigos que no esperaba esa salida. “Vaya bombazo me has dado tú a mí”, respondió el invitado, que aceptó sin problemas la pregunta del colaborador.  

Hacer "pasar buenos ratos a señores"

“Me ayudó una persona del mundo de la noche, en una casa que no es muy recomendable. Lo pasé muy mal”, afirmó Trigos, quien no tenía previsto hablar de esto. “No iba a contar nada de esto, pero estoy aquí”, sentenció, un gesto que desde el programa le agradecieron.

Así, afirmó trabajar en “una casa donde hay casas para adultos”, y que intentó cambiar de aires y se fue a Panamá “donde empecé de booking”, pero consideró que era una huida hacia adelante y regresó a esa misma casa. “Hacías pasar un buen rato a señores”, preguntó Kiko, algo que Trigos afirmó.

El presentador admite que se avergonzaba de trabajar allí, y le contó a María Patiño que la casa se  ubicaba cerca de una cafetería donde ella solía acudir con Aurelio Manzano, y que él se escondía para que no le parasen y no tener que dar explicaciones.

Su testimonio acabó con un mensaje positivo, hablando de que actualmente comienza a levantar cabeza, y que tiene pareja estable, Pablo, un chico que acudió al programa y que junto a su familia le ha dado a Aitor el cariño y el apoyo que le faltaba.