Cabeceras especiales

Cabecera

TV PÚBLICA

Alfonso Rojo tacha de "tontos inútiles" a quienes defienden una RTVE independiente

Alfonso Rojo en 'La noche en 24 horas' (RTVE)
Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
26.11.2015 | 13:39

"¿Dónde estaba los tontos inútiles que aparecen en el vídeo cuando la TVE de Zapatero, Fortes y Llorente despidió a 4.100 trabajadores hace nueve años prejubilando a muchos de ellos?". Con estas palabras se refiere el periódico Periodista Digital dirigido por Alfonso Rojo al encuentro que numerosos trabajadores de RTVE tuvieron el pasado martes para defender una televisión pública libre e independiente de los poderes gubernamentales.

En dicha presentación, numerosos rostros de la cultura, el periodismo o la televisión se daban cita para defender la televisión pública. Sin embargo, desde el periódico de Rojo ven este movimiento como una forma de intentar "colocarse ellos en los puestos directivos" si la izquierda gana las elecciones.

"El objetivo de la campaña es incidir en que los trabajadores de Informativos son víctimas de las manipulaciones de unos directivos obedientes y serviles a las órdenes de La Moncloa", aseguran en el artículo. "Las televisiones públicas y autonómicas son órganos de poder y pedirle neutralidad al poder es tan encomiable como inútil", completan.

Para terminar de criticar el acto e insultar a sus asistentes, el medio de Rojo señala a Fran Llorente, ex director de informativos de TVE y el encargado de llevar los telediarios a su etapa más premiada por la crítica y la audiencia, como el gestor en la sombra. "El Consejo de Informativos mueve ficha de cara a las generales para colocar al ex director de Informativos de la etapa de Zapatero, Fran Llorente, como próximo presidente de RTVE con Xabier Fortes y Alejandro Caballero, líderes del CdI, como escuderos", señalan desde el periódico.

Según la web, este movimiento estaría apoyado por Antonio García Ferreras desde laSexta. El periodista siempre se ha hecho eco de los problemas de manipulación que existen en TVE, apoyando la existencia de una televisión pública ajena a las manos del Gobierno. "La llegada de Llorente a TVE le permitiría a la izquierda mediática hacerse dueña de casi todo el arco televisivo. Por supuesto, todo siempre en nombre de la pluralidad y la independencia".