Cabeceras especiales

Cabecera

ANIVERSARIO

Sonia Martínez: de su despido de TVE por hacer topless a su infierno en la droga

Mañana se cumple el 23 aniversario de su muerte a los 30 años víctima del SIDA

Mike Medianoche
@mikemedianoche
03.09.2017 | 13:20

Los que fueron niños en los años ochenta recordarán perfectamente a Sonia Martínez. Una joven y bella madrileña de pelo ondulado que presentó varios programas infantiles emblemáticos, siempre con una sonrisa en la boca, pero que por una serie de malas decisiones tomadas a lo largo de su vida falleció el 4 de septiembre de 1994 a los 30 años.

Primeros programas

A los 19 años, en 1982, Sonia pasa de ser una estudiante como otra cualquiera a una estrella de la tele, después de ser seleccionada por TVE para presentar 3, 2, 1… contacto, un programa de divulgación científica para los más pequeños de la casa. Junto a ella estaban Fernando Rueda, Marifé Rodríguez y Luis Bollaín. 

De ahí pasaría a Dabadabadá como sustituta de Mayra Gómez Kemp en 1983, pues Mayra se ponía al frente del famoso Un, dos, tres. En diversos artículos se menciona que Chicho quiso a Sonia para el equipo de azafatas del programa, pero que a la joven no le interesó la oferta. Preguntados por este portal, Prointel, la productora de Ibáñez Serrador, afirma que no tienen constancia de que esto fuese así, pero sí indican que Sonia afirmó en una entrevista que sí le parecería interesante ser azafata del concurso.

Durante esta etapa ella declina presentar Leo contra todos, que acaba asignado a Rita Irasema, y se llega a hablar de un programa de magia del que poco más se supo. También se comentó que presentaría un programa con Ignacio Salas y Guillermo Summers,el cual tampoco se materializó.

Cine

En 1984 Sonia comienza a trabajar como actriz en películas como Epílogo, de Gonzalo Suárez. “Estoy encantada, porque mi mayor ilusión es hacer cine, y espero recibir nuevas ofertas cuando acabe este trabajo”. Tras esta cinta llegaría Violines y trompetas, su primer papel protagonista, un filme dirigido por Rafael Romero en el que vive un tórrido romance con Jesús Puente. También trabajaría en la serie Segunda Enseñanza, y en Perras Callejeras, una réplica femenina de la saga Perros Callejeros de El Torete.

Me gusta más ser presentadora que actriz. De todas maneras, si me ofrecen películas, seguiría haciendo cine”, afirmaría Sonia más adelante, quien no tenía problemas en asumir sus limitaciones afirmando que “no sirvo como buena actriz”. El rollo de septiembre o Los invitados son algunos de los títulos que también rodó, y aunque no llegó a formar parte del cásting final, su nombre sonó para La Vaquilla de Berlanga.

Sonia Martínez en 'Violines y Trompetas'

La muerte de su madre

Tras finalizar su trabajo en Segunda Enseñanza, en 1985 muere su madre a los 43 años a consecuencia de un cáncer, dejando a Sonia hundida. Para cambiar de aires decide viajar a Estados Unidos cuatro meses para perfeccionar su inglés, y divide su estancia entre Nueva York, San Diego y Los Ángeles.

Tuvo varios contactos para hacer algún programa en el otro lado del charco, en la cadena SIN entre otras, pero ninguna propuesta cuajó por lo que regesó a España. “No hay nada como nuestro país. Prefiero ganar pesetas que dólares”, afirmaba a su regreso.

Pillada en topless

Nunca llega a abandonar la televisión, y en 1986 comienza a presentar En la naturaleza. Un espacio de TVE donde se recorrían diferentes zoológicos nacionales, o lugares turísticos donde estar en sintonía con el medio ambiente. En un reportaje, Sonia explicaba que pretendían “que sea un programa sobre la naturaleza ameno, dirigido a la audiencia más joven. En ese sentido contrastará por ejemplo con El hombre y la tierra, que estaba destinado a un público más adulto”.

En septiembre de ese mismo año, mientras grababa un papelito para una serie alemana, Interviú pilla a la presentadora haciendo topless en Ibiza, lo que supuso un escándalo. Tras la publicación de las fotos, Televisión Española deja de contar con ella ipso facto, aunque el presidente del Consejo de RTVE señaló entonces que no se le había despedido, sino que se le había acabado el contrato. Sonia se querelló y  meses después RTVE acabó readmitiéndola y asignándole un nuevo proyecto.

Sonia Martínez perdió el trabajo en TVE por un robado en topless

El gimnasio

Mientras buscaba trabajo en televisión en el paréntesis del despido comenzó como monitora en un gimnasio, algo que no le pilla de nuevas; su hermana Irene había competido en las Olimpiadas de 1980 y 1984 con el equipo de gimnasia español.

En la prensa rosa, donde era un rostro habitual tras un idilio con Cayetano Martínez de Irujo, ofreció diversos reportajes entre pesas y máquinas deportivas. “Me he portado muy locamente en los últimos tiempos, y además tuve un bache muy grande con lo de mi madre, pero me he propuesto ser responsable” decía a los 22 años.

La bola de Cristal

En febrero de 1987 se anuncia que Sonia se incorporaría a La bola de Cristal, el programa infantil en el que desde hacía años estaba Alaska, a la que acompañaría. “Voy como artista polivalente con un papel serio en el programa La bola de Cristal, y por un periodo de marzo a mayo. Para ello he tenido que retirar la demanda a Magistatura, pero estoy contenta”.  Afirmaba estar muy tranquila con este nuevo trabajo, pues “Lolo Rico –directora de La bola de cristal– me prometió que si no hubiera querido que yo trabajase con ella ninguna presión lo conseguiría”

Su reincorporación se hizo posible “gracias a Pilar Miró” que fue quien medió para que todo el asunto del despido no prosperase, tal como recogió la revista Pronto. “Siempre consideré que se hizo una injusticia conmigo”, se quejaba la presentadora.

No se sabe si Sonia llegó a grabar alguna entrega de La bola, y solo hay alguna escueta referencia a su trabajo en el programa como si finalmente hubiese llegado a desempeñarlo. Poco después de anunciar su incorporación, La bola de Cristal era cancelada.

En una fotografía de 1984

Caída en la droga

La vida personal de Sonia no fue fácil, y la defunción prematura de su madre la desestabilizó. Vivió varios romances que no llegaron a buen puerto, y  durante su etapa al frente del gimnasio Sonia empezó a salir más de fiesta y a consumir cocaína, lo que le creó una gran adicción. "Un alumno del gimnasio me dijo tú métete esto y verás que bien te sienta y tal. Empecé  meterme coca los fines de semana, luego a diario, y luego dos o tres gramos diarios" explicó Martínez a Pepe Navarro en una entrevista. 

Tuvo varios intentos para desengancharse, visitando centros o trasladándose a Burgos con un novio futbolista, del que se quedó embarazada, aunque finalmente no tuvo el bebé. A su regreso a Madrid conoció a José Manuel Padilla, un exdrogadicto con el que acabó casándose y vendiendo la exclusiva a una revista. A inicio de los 90 descubre que tiene el virus del sida, y en ese estado trae al mundo a su hija Yaiza, que nació con síndrome de abstinencia y VIH, aunque logró negativizar el virus a los pocos meses.

De este descenso a los infiernos Sonia habló sin tapujos en televisión en varias ocasiones. Su entrevista más dura fue en el programa de Pepe Navarro El día por delante, donde hablaba cómo cuando estás enganchado vives por y para la droga, sin importarte nada más. "Yo he sido la primera famosa que ha dicho que se pincha" dijo durante su intervención.

Pepe Navarro entrevistó a Sonia Martínez en 1990

También visitó en 1990 el programa 3x4,  con Julia Otero, explicando a cámara que llevaba 18 días limpia y que solo necesitaba trabajo. En 1991 también acudió a De tú a tú con Nieves Herrero, quien al parecer llegó a grabarla en la famosa Casa de Campo madrileña intentando lo que fuese por dinero. 

Como curiosidad, la entrevista de Navarro fue subida a la web de RTVE con un audio en pésimas condiciones, a veces ininteligible, y desde el ente público se explicaba que era por problemas de conservación. Más adelante, en uno de los programas de Ochéntame otra vez emitieron un fragmento en el que el sonido estaba en perfectas condiciones. En Facebook, los fans de Sonia barajan la teoría de que TVE enmudeció algunos comentarios referidos a su salida del ente público.

Su muerte

Sonia moría el 4 de septiembre de 1994, poco antes de cumplir los 31 años. Sus últimos años los pasó enferma, deambulando por el submundo madrileño, en el que se desenvolvía como podía; su relación con su familia se había deteriorado, pues ya no sabían ya qué hacer para ayudarla. Ese mismo año protagonizó su último papel en Dame fuego, película de Héctor Carré.

Portada de Teleindiscreta por su defunción

Más allá de la vida

En diciembre 2010, el programa de Telecinco Más allá de la vida contó con la presencia de Yaiza, la hija de Sonia Martínez. La joven, que desprendía un amor infinito hacia su progenitora sin entrar a juzgar las malas decisiones que tomó en vida, acudió al espacio presentado por Jordi González para contactar con su madre y su abuela.

Como era de esperar, la médium Anne Germain contactó con ambas, aunque lanzó mensajes obvios para cualquiera que conociese la trayectoria de Sonia, como por ejemplo que a Yaiza le costó venir al mundo.

El recuerdo de sus admiradores

Pese a hacer 23 años que se fue, Sonia Martínez cuenta aún con el cariño de aquellos que la admiraban. Solo hay que darse una vuelta por Facebook para comprobar las completísimas páginas de fans que hay sobre su persona, repletas de fotos y entrevistas –algunas de las cuales han servido para documentar esta entrada–.

Además, desde hace unos años sus seguidores se reúnen anualmente en septiembre, mes de su nacimiento y su defunción, para visitar alguno de los sitios que marcaron la carrera de Sonia y llevar flores a su tumba, en el cementerio de Fuencarral.