Cabeceras especiales

Cabecera

ANIVERSARIO

El año 2000, cuando Telecinco y el 'reality' se cogieron de la mano

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
03.03.2015 | 05:00

Telecinco acababa de cumplir 10 años en antena y para celebrarlo decidió traer a España el género televisivo que estaba revolucionando el mundo entero: el reality show. 2000 fue el año que Telecinco logró su mejor resultado anual y mensual, con un 22,3% de cuota de pantalla en total del año y un 26,5% de media en aquel mes de mayo. ¿Qué programas se emitieron durante aquella buena cosecha?

Si hay un programa que marcó un antes y un después en la programación de la la cadena, ese fue Gran hermano. El programa, con Mercedes Milá al frente, se estrenó el 23 de abril de 2000. Llegado directamente desde Holanda, donde se estrenó en septiembre de 1999, el programa hacía aterrizar en España el formato de la telerrealidad. 

Nadie sabía qué era Gran hermano y qué era eso de vivir en una cosa siendo observados. 10 personas anónimas se encerraron en una casa de forma voluntaria para concursar en un programa de televisión en el que el público, desde su casa, decidiría su permanencia. Esta edición duró 89 días exactos. El programa se estrenó con un 36,5% de cuota de pantalla y 5.296.000 espectadores después de una gran campaña por parte de la cadena. Sería su dato más bajo.

Como los grandes programas de éxito, el público se fue sumando gala a gala a este fenómeno social. Todo el mundo hablaba de Gran hermano. El programa se despidió el 21 de julio de 2000 con un 70,8% de cuota de pantalla y 9.105.000 espectadores, aunque estuvo a punto de alcanzar los 10 millones en alguna de sus galas.

‘Supervivientes’ siguió su estela

La telerrealidad fue un nuevo juego que Telecinco quiso explotar a partir de ese momento. Había nacido un monstruo incontrolable. En septiembre del año 2000 la cadena estrenó Supervivientes: Expedición Robinson. El programa se grabó en primavera pero no se emitió hasta otoño, como competencia de El bus de Antena 3.

Se trataba de una edición de anónimos que se desplazaron hasta Panamá para luchar por 60.000 euros. Este programa tuvo 13 galas presentadas por Juan Manuel López Iturriaga. Se estrenó con un 27,1% de cuota de pantalla y 3.300.000 espectadores, una cifra que se alejaba mucho de lo esperado por Telecinco tras el fenómeno Gran hermano. Se despidió con un 28,3% y 4.265.000 espectadores el 3 de diciembre de 2000. Supervivientes sólo tuvo dos ediciones en Telecinco, antes de que se pasase a Antena 3 en 2003.

Tiempo para la ficción: ¿Qué era ‘Línea Roja’?

Una semana después de Gran hermano se estrenó la serie que todavía mantiene el récord de ser la más longeva de la historia española: Hospital central. Aterrizó el 30 de abril de 2000 con una temporada de 13 capítulos que mantuvieron una media de un 23,2% de cuota de pantalla y 3.762.000 espectadores. La serie llegó a superar el 30% de cuota y los 5 millones de espectadores.

Producida por Videomedia, la serie comenzó a llamarse Línea Roja y tuvo un seis episodios que distaba mucho de lo que se llegó a emitir en televisión. La cadena los echó para atrás y se tuvieron que rehacer desde el principio. Ya renombrada como Hospital central, la serie aguantó en antena durante 20 temporadas, cancelada en diciembre de 2012.

Aquel año 2000 también se estrenó El grupo, protagonizada por Héctor Alterio y producida por Globomedia. Estrenada el 17 de septiembre, supuso uno de los mayores fracasos de la cadena. No todo iban a ser éxitos. Sólo duró una temporada y después tuvo que ser retirada de la parrilla. 

El magazine vespertino, su bala perdida

Durante estos años, la cadena intentó buscarse un hueco en la tarde para competir contra Ana Rosa Quintana y su Sabor a ti. Lo intentó con programas como Quédate conmigo, con Ely del Valle (19,1% y 1413.000 espectadores), con Paloma Ferre y su Historias de hoy o con el Buenas tardes de Nuria Roca.

Todos ellos fueron estrenados en el año 2000. Destacable es este último, ya que estuvo dirigido por la propia María Teresa Campos, que cada mañana presentaba Día a día. Tras sus bajos datos de audiencia, el programa quedó despedazado en varias secciones y sólo se quedó en antena la tertulia social de Campos, presentada por ella misma, Tú dirás.

Bermúdez o Boris Izaguirre, los rostros de la época

Otros programas que surgieron en aquel gran año para Telecinco fue El anfitrión, en el que Boris Izaguirre se encerraba en una casa con un personaje conocido para entrevistarle. Por aquel entonces Izaguirre era muy conocido tras pertenecer a la familia de Crónicas marcianas. Iniciaba su carrera en solitario con un espacio al más puro estilo Viajando con chester, intentando mantener “conversaciones inteligentes” con sus invitados, tal y como señala la prensa de la época.

Bermúdez estrenó nuevo programa de lunes a viernes en el access llamado Emisión imposible, intentando seguir la estela de El informal. El programa de Flo y Javier Capitán cogía vacaciones, pero la cadena quería encontrarle un recambio para verano y eligió a Globomedia, la misma productora, para este encargo. Por allí se llegó a pasear como reportera una jovencísima Paula Echevarría.

La ficción extranjera: ‘Ally McBeal’ y ‘Expediente X’

Telecinco estrenó varias ficciones extranjeras durante aquellos años, aunque aquel 2000 varió su política interna, apostando mucho más por la producción interna. Después de emitir Ally McBeal, Expediente X, Nikita o Turno de guardia, que se mantuvieron en antena aquel año, la cadena decidió retirarlas de parrilla para dejar espacio a los programas de la casa.