Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

"No hemos tenido que llegar nosotros para que se haga buena televisión. Somos humildes"

Movistar quiere borrar la imagen de que sólo quieren trabajar con gente del cine.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
12.03.2017 | 08:56

Desde que Movistar anunciara que iba a empezar a producir ficción, en el sector se ha instalado la idea de que sólo quieren trabajar con gente llegada del cine y que su ficción estará dirigida a un determinado tipo de público. Una idea que nada tiene que ver con la realidad, como así demostraba la reciente adquisición de Velvet Colección.

"Sé que tenemos esa imagen de que sólo queremos trabajar con gente del cine, pero no es verdad. Hay que borrar esa imagen. Hablamos con productores de televisión", confiesa a BLUPER el director de Ficción Original de Movistar +, Domingo Corral.

El directivo ha hablado con nuestro portal de esta y otras cuestiones. ¿Harán producción en inglés? ¿Rescatarán series de otras cadenas? ¿Apostarán por nuevos talentos?

Los creadores que trabajan con vosotros resaltan la libertad con la que trabajan. Pero, algo tendréis que decir en sus series, ¿no?

Acompañamos a los creadores en el desarrollo de la serie. Nuestro equipo es una especie de frontón. Los creadores escriben, nos los mandan, tomamos notas, tenemos reuniones y damos opinión. A veces hay más comentarios, en otras no. A la gente buena no se le puede imponer nada. Tratamos de convencer. Cuando un Cesc Gay, un Rafa Cobos, un Alberto Rodríguez te insisten que quieren hacerlo de determinada manera, tienes que confiar. Yo creo que a eso lo llaman libertad creativa. Hay riesgos que hay que asumir.

A la gente buena no se le puede imponer nada. Tratamos de convencer.

Riesgos como apostar por caras desconocidas como Mi Hoa Lee en Félix

Es buenísima. Hay gente muy buena que hay que descubrir. Es parte de nuestro trabajo. Son enseñanzas de HBO con Los Soprano.

A Antena 3 le fue muy bien con Vis a vis..

Sí, lo está haciendo Atresmedia, que si me apuras tiene más mérito porque tiene un modelo que depende más de la audiencia.

¿Pedís series por encargo a los creadores o le dais libertad?

Somos muy flexibles y nos adaptamos mucho. En el caso de Cesc queríamos hacer la historia que quisiera contar. Lo mismo ocurrió con La Peste. Creo que cuando la idea es del creador, la siente muy suya. Pero también hacemos por encargo, claro. Cada serie es un mundo.

Con Velvet Colección demostráis que no sólo haréis series para un determinado público sino también para la Señora de Cuenca...

Sí. Sé que tenemos esa imagen de que sólo queremos trabajar con gente del cine, pero no es verdad. Hay que borrar esa imagen. Hablamos con productores de televisión. Hemos tenido quizá la mala suerte de no encontrar proyectos inmediatos con gente de televisión, pero queremos. No hemos tenido que llegar nosotros para que se haga buena televisión. Somos humildes. En la televisión en abierto se hacen grandes series. Fuimos nosotros los que llamamos a Antena 3 para continuar Velvet. Creo que es una muestra de respeto y reconocimiento hacia Antena 3.

No sólo queremos trabajar con gente del cine. Hablamos con productores de televisión

Puede ser que continuéis series que las privadas no puedan o no quieran continuar…

Perfectamente. Nos mueve la historia y los creadores.

¿Paquita Salas?

Me parece una serie muy notable porque ha tenido todo el reconocimiento y sí, estamos muy interesados en sus creadores. Pero, la serie ya tiene su hogar. Y lo lógico es que siga ahí.

Es decir, que váis a apostar por nuevos talentos…

Es nuestra obligación. Es verdad que estamos empezando con directores consolidados. Pero, si al cabo de estos dos años de este viaje apasionante no hemos descubierto talento nuevo, hemos fracasado. Si al cabo de tres años y en todas las series no hemos encontrado gente nueva, qué triste el viaje. Encargar una serie a Alberto Rodríguez, tiene mérito relativo. Hay que convencerles, pero son gente consolidada.

¿Tenéis en mente alguna superproducción?

Sí. De hecho tenemos en desarrollo Dime quién soy y es una serie muy ambiciosa. El problema de hacer series ambiciosas es que, aunque las series en español se vendan, al tener costes altos son difícil de rentabilizar. La Peste, por ejemplo, nos la pedían en inglés. Pero, además de tener una vocación empresarial, hay una vocación de contribuir a la cultura y el audiovisual español desde la más absoluta humildad. Nos cuesta meternos a hacer algo en ingles porque ya se hacen muchas.

¿Y coproducciones?

Estamos buscando. Pero hacer una coproducción en inglés es hacer una producción poniendo menos dinero. Te cuesta mucho más que comprarla. En un mercado en el que hay tantas series en inglés magníficas. Igual tenemos que hacer cosas parecidas, pero en nuestro idioma.

Para que las series sean auténticas tienen que ser locales

Dices que no crees tanto en las producciones globales sino en las locales…

Todas las grandes series son locales: Breaking Bad, Los Soprano, The Wire… Lo que pasa es que su local es universal porque son la cultura dominante. Gomorra, por ejemplo, no la entienden ni los propios italianos y, sin embargo, ha trascendido. Para que las series sean auténticas tienen que ser locales. Con hacerla global, la fuerzas, la perviertes. Dejas de trasladar esa verdad.

Con La Peste facilitasteis su presupuesto, ¿será así con todas?

Como política informativa, lo dimos porque era relevante. Pero hemos decidido dar dos cifras, la inversión global y La Peste. Tampoco tiene nada destacado el de Félix. Cesc tiene los medios que necesita para contar la historia.

¿Cuál será la estrategia para estrenar series? ¿Semanal o de golpe?

Estamos en ese debate interno. Nos inclinamos porque los dramas se emitan semanalmente y las comedias se emitan de golpe. Son 25 minutos. Se estrena y se pueden ver más. Nos está pasando, por ejemplo, con Vergüenza. Un capitulo se te queda escaso. Pero no es una decisión tomada al 100%.