Cabeceras especiales

Cabecera

ELECCIONES USA

Donald Trump, presidente de EEUU: "No es un episodio. Es la realidad"

Los Simpson ya predijeron en el año 2000 que el magnate sería el máximo mandatario mundial.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
09.11.2016 | 08:41

Ya lo predijeron Los Simpson: Donald Trump sería presidente de los Estados Unidos. Durante el episodio Bart to the Future de la temporada 11 transmitido en el año 2000, Lisa Simpson, convertida en Presidenta de Estados Unidos, debía solucionar los problemas económicos que Trump había provocado durante su presidencia.

Parecía imposible. Sin embargo, como bien ha expresado en su cuenta de Twitter la serie de Netflix, Black Mirror, "esto no es un episodio. Esto no es marketing. Esto es la realidad."

Fue una noche larga en la que poco a poco, como ya sucediera en nuestro país, las encuestas que daban por segura la elección de Hillary Clinton como presidenta, caían en saco roto. La sorpresa entre los distintos tertulianos de laSexta o TVE era mayúscula.

La realidad, una vez más, superando a la ficción. De hecho el propio Trump quiso alejarse de la imagen que habían ofrecido él y Clinton en los encarnizados debates televisados con un reconciliador discurso. "Ya es hora de que Estados Unidos cierre las heridas de la televisión. Es hora de que nos unimos con un pueblo unido".

Lo dice, curiosamente, el presidente más televisivo de la historia. Y es que, además de haber contado con su propio reality en televisión El aprendiz, que sin ninguna duda le ha servido como primera piedra en el camino para entrar en la Casa Blanca; mucho antes, el magnate apareció en series y películas.

Entre las ficciones en las que el 'pato' Trump participó se encuentran El príncipe de Bel Air, Sabrina, cosas de brujas; Spin City: Loca alcaldía o Sexo en Nueva York. También en películas Sólo en casa 2, Una pandilla de pillos o Zoolander.

"El muro de las lamentaciones"

Las reacciones en Twitter ante la victoria de Trump no se hicieron en esperar y, desde primera hora, distintos rostros de televisión mostraron su incredulidad.