Cabeceras especiales

Cabecera

GENERACIÓN UHF

'Escala en Hi-Fi', el origen del videoclip made in Spain

Escala en Hi-Fi
Carmen Aniorte
@kaniorte
11.07.2015 | 05:00

Muchos años antes que Miguel Ríos nos cantara aquello de "Buenas noches, bienvenidos...", Pablo Sanz primero y Juan Erasmo Mochi después nos decían: "Hola, queridos amigos, de nuevo ante ustedes con una canción ha comenzado un programa que ha nacido para usted, con su la la la... ¡para que tengan felicidad! El programa está en antena".

De esta manera arrancaba Escala en Hi-Fi, un espacio musical que fue todo un fenómeno en TVE allá por los años sesenta. Fue el pionero en España en el que se utilizaba la técnica del playback. Algunos actores, unos más conocidos que otros, prestaban su imagen a los éxitos musicales del momento mientras desarrollaban una acción con argumento.

La magia la ponía ese genio Fernando García de la Vega

Este programa -y no es por ponernos medallas- fue la semilla de lo que 20 años después fue el videoclip. Los decorados eran de cartón piedra, pero la magia la ponía ese genio de la televisión que ha sido y sigue siendo Fernando García de la Vega. Además de la realización, era el responsable de los guiones; y los montajes musicales corrían a cargo de Pierre Baldié.

Un espacio dentro de Teledomingo que se independizó

Comenzó sus emisiones en abril de 1961. Hasta 1965, fue un microespacio dentro de Teledomingo, un magazín para las tardes dominicales de TVE. Desde entonces y hasta septiembre de 1967 se convirtió en programa independiente gozando de una enorme popularidad. Tal fue su éxito que en 1962 recibió el Premio Ondas al Mejor Programa musical.

De factura sencilla, en Escala en Hi-Fi un grupo de actores e incluso cantantes interpretaban las canciones que eran hits del momento, aunque ellos lo único que hacían era mover los labios. Eso sí, demostraban sus grandes dotes interpretativas y les daban su toque personal. TVE se ahorraba un dinerillo al no tener que contratar de modo presencial con los auténticos intérpretes de aquellos temas.

Escala en Hi-Fi se grababa en Madrid en los estudios de TVE en el Paseo de la Habana. Luego, a medida que la cosa fue a mayores, se pasó a los estudios de Sevilla Films para poco después desembarcar en Prado del Rey.

Pablo Sanz fue el primer presentador de 'Escala en Hi-Fi' hasta que Juan Erasmo Mochi le sustituyó

El programa en sus primeras seis entregas estuvo presentado por el actor Pablo Sanz, al que sustituyó Juan Erasmo Mochi, que fue el que tomó las riendas hasta el final de sus emisiones.

Luis Varela, entre el reparto

"Eran grabaciones intensas", comenta Rafael García Loza, uno de los intérpretes que aparecían en este programa junto a Emiliano Redondo, Luis Varela, María José Goyanes, María José Alfonso, Concha Cuetos, Carolina Cromstedt, Juan Pardo, Gloria Cámara, Judy Stephen, Ignacio de Paúl, Guadalupe Vallina, María Luisa Seco, Rafael García Loza o Jorge del Moral entre otros.

Fue tal su éxito que incluso se hizo una película y se grabó un disco en Barcelona con la compañía Zafiro y un especial en color en 1964 titulado Un español en la Corte del Rey Arturo, tomando como base la novela de Mark Twain Un yankee en la corte del Rey Arturo que tuvo un gran éxito de público y crítica.

Luis Varela encabezaba esta historia en la que encarnaba a un jovenzuelo que, tras un tropezón, comenzaba a desvariar y se encontraba en plena corte de Camelot. Uno de los momentos más delirantes era cuando un grupo de caballeros de la tabla redonda, uno de ellos un pelín achispado, interpretaba el famoso y popular tema de Los Brincos Quiero estar borracho.

Este personaje estaba interpretado por Rafael García Loza, que hoy en día se dedica a otros menesteres, pero que recuerda con "enorme cariño" aquella etapa de su vida profesional. "Todos los programas se grababan, aunque hubo algunas ocasiones en que se hicieron en directo", afirma antes de añadir que "algunos actores teníamos asignados por nuestras características o habilidades algún tipo de personaje". Así por ejemplo el papel de galán casi siempre recaía en Jorge del Moral, mientras que los personajes románticos y enamoradizos eran para Luis Varela.

"En mi caso, como yo había practicado esgrima, me tocaban en suerte los de acción. Yo era el encargado de hacer las burradas", comenta García Loza. A la pregunta de si recuerda alguna anécdota asegura que "no hubo una, sino un montón, como la de aquella vez que me disfracé de 007 con smoking y pajarita y me tuve que tirar de cabeza a una bañera. O aquella otra en la que tuve que hacer de bruja -sin cantar ni mover los labios-, dando saltos como si llevara muelles en los pies, entre todos los actores durante toda la emisión".