Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La irrazonable estrategia de Mediaset de prohibir compartir sus vídeos

Juan M. Fdez
@juanmafdez
05.06.2016 | 00:00

Raro es el día en el que no nos encontramos en la prensa española con un vídeo procedente de EEUU que se ha convertido en viral. Allí, las cadenas de televisión entienden lo importante que es que sus contenidos se repliquen en los medios, no sólo norteamericanos, sino internacionales.

Una estrategia que nada tiene que ver con la llevada a cabo por Mediaset España. Desde hace ya algún tiempo, el grupo de comunicación ha decidido prohibir a los medios que compartamos sus contenidos. En un primer momento sólo eran de programas algo más polémicos como Sálvame, Deluxe o Gran Hermano. No así con La Voz.

Los portales de TV no somos competencia de Telecinco.es, sino que lo complementamos

Sin embargo, durante los últimos tiempos, el grupo de comunicación ha decidido que los medios tampoco podamos hacernos eco de los vídeos de programas más blancos como Mi casa es la tuya o Levántate All Stars. El único que se ha salvado de la prohibición ha sido El programa de Ana Rosa.

 De esta forma, momentos más virales como la actuación de Angy y su hermana interpretando el Say Yay de Barei en Levántate All Stars, o las confesiones de Malú junto a Bertín Osborne no han podido promocionarse en otros medios. Si querías verlo, tenías que pasar por Telecinco.es.

Una estrategia irrazonable completamente alejada del marketing y la comunicación más viral. La estúpida creencia de que si obligas al usuario a pasar por tu página web, tus visitas se incrementaran. En Mediaset deben empezar a entender que los portales de televisión, las secciones de televisión de los diarios, los youtubers, no son competencia de su página web sino que la complementan. Reproducen su contenido, sirven de altavoz, promocionan sus estrenos.

Nada que ver con RTVE o Atresmedia

Además, al ser ellos los que suben el contenido, son los que eligen los momentos que compartir, pudiendo evitar los más polémicos si eso es lo que realmente les preocupa, así como que se suban contenidos de baja calidad.

Esta absurda estrategia nada tiene que ver con RTVE, que permite compartir la mayoría de sus vídeos y tiene su propio canal de YouTube, o con la de Atresmedia, que si bien ha decidido subir menos contenidos a YouTube en favor de fomentar su propia plataforma Flooxer, sí que permite compartir a los medios todo su material.

Ponerle puertas al campo hoy en día, con la de posibilidades de viralización que dan Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat o tantas otras plataformas, es estúpido. Mucho. Y más una cadena como Telecinco, que está viva durante sus 24 horas y ofrece momentos tan virales.