Cabeceras especiales

Cabecera

NOSTALGIA

‘Las chicas con las chicas’: cuando Telecinco emitía ‘GLOW’

Netflix estrena el próximo viernes la serie basada en el programa de lucha libre

Mike Medianoche
@mikemedianoche
18.06.2017 | 14:00

 El próximo viernes 23 Netflix estrena GLOW, una nueva a comedia de diez capítulos creada por Carly Mensch (Orange is the New Black) y Liz Flahive (Homeland). GLOW cuenta cómo Ruth (Alison Brie), una actriz sin trabajo, acepta hacer shows de lucha libre  el programa televisivo GLOW, Georgeus Ladies of Wrestling (Hermosas damas de la lucha libre). Algo así como una liga femenina y de bajo coste de la WWF donde triunfaban Hulk Hogan o El Último Guerrero.   

GLOW fue un programa real de la televisión estadounidense que comenzó su andadura en 1986, y se emitía desde un hotel de Las Vegas. Tal como se verá en la serie de Netflix, se reclutaron a actrices, modelos o especialistas de espectáculos y se las entrenó durante seis semanas. A cada una le asignaron un rol que podía ser de agrado del público o buscando la antipatía de éste: la reina de la belleza, la ama de casa, la punk, la loca a la que sacaban del manicomio para luchar, la bruja, la predicadora evangelista, la viuda, la bella hija de un granjero…

Cada una desempeñaba su personaje al subir al cuadrilátero para luchar y lo desarrollaban forma maniquea: o eran muy buenas y honradas, o eran muy malvadas y tramposas. En cada programa se emitían varios combates guionizados, del que ya se sabía de antemano quién ganaba, quién perdía y de qué manera. Además, como parte del show, las mujeres antes de pelear cantaban un pequeño rap alabando su buen hacer en el cuadrilátero o cómo iban a destrozar a su rival.

Tuvo tal éxito que pronto surgieron otras ligas de lucha libre femenina como la POWW: Powerful Women of Wrestling, que fichó a varias estrellas de GLOW para su puesta en marcha.

 

GLOW se emitió en España a inicio de los años 90 en Telecinco, aunque aquí se bautizó con el nombre de Las chicas con las chicas. Se emitía pasadas la una de la madrugada, y se reponía los fines de semana por la mañana.

En aquella época Telecinco compraba programas extranjeros “al peso” para rellenar su programación, y que en ocasiones ofrecieron resultados exitosos como Humor amarillo, y con Las chicas con las chicas debió suceder algo así. A diferencia de la lucha libre masculina, el Pressing Catch, que sí contaba con locutores de la casa, en Las chicas con las chicas Telecinco lo emitía con un doblaje latino.  Así se conocieron en España luchadoras como Tina Ferrari, Ashley Cartier, Attache, Montaña Fiji, la Pequeña Egipto, Ashley la hija del Granjero, Cadenera y Metalera o La Princesa de la Oscuridad.

En la serie de Netflix se han cuidado de cambiar el nombre tanto de las atletas como de los personajes que interpretaban, si bien es fácil identificar que algunos están basados en Americana, Matilda la Grande o Demencia.

Pese a que se realizaba con dos duros, GLOW en Estados Unidos es hoy un programa de culto. Los combates se comercializan en DVD, y hace unos años se realizó un documental sobre este programa dirigido por Bradford Thomasony que ganó el premio al mejor documental en el Comic-Con International Film Festival en San Diego.