Cabeceras especiales

Cabecera

CRÍTICA

‘iFamily’ ya tenía polvo antes de ser estrenada

TVE estrenó este martes su nuevo título de ficción con pésimos índices de audiencia.

Antonio Resines en iFamily. (RTVE)
Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
08.03.2017 | 11:14

Recuerdo a la perfección el día que se estrenaba Los Serrano en Telecinco. La cadena sabía lo que tenía entre manos aquel 2003, una ficción que podría recuperar el espíritu de Médico de familia. Y lo consiguieron: la serie llegó a superar los 7 millones de espectadores. Por aquel entonces también triunfaba Ana y los 7, logrando cifras más allá de los 6 millones de espectadores. Pero, señores, ya ha pasado más de una década de aquello y algunos todavía no han pasado página. 

Este martes, TVE estrenó su nuevo producto de ficción: iFamily. Cuando pensamos que la televisión pública ya nos había sorprendido demasiado con las producciones a la que es capaz de dar luz verde, llega un producto nuevo que nos hace olvidar todo lo anterior. 

iFamily es para echarse las manos a la cabeza. Es un producto rancio, antiguo y de otra época. La ficción ha evolucionado, pero TVE se ha quedado atascado en otros tiempos. Tal vez por eso la única serie que les funciona últimamente es Cuéntame cómo pasó

Cada vez que un producto así se presenta ante nuestras narices, una duda corroe mi cuerpo: ¿quién decidió que esto es emitible? Y cuándo vieron el capítulo piloto, ¿estaban contentos con el resultado? Atresmedia y Mediaset rehacen sus pilotos hasta dar con el tono deseado. A TVE, simple y llanamente, les da igual lo que están emitiendo. 

España se está convirtiendo en un país con mucha proyección internacional. Las producciones con marca española se venden muy bien en todo el planeta gracias a la apuesta que las cadenas privadas han hecho por este género. TVE, que debería estar a la vanguardia, ofrece a los espectadores un producto pasado de moda, vulgar, innecesario y absurdo, que no hay por dónde cogerlo. 

iFamily es una serie del pasado. Polvorienta antes incluso de haberse estrenado. Una serie que ya no se merece la televisión española. Ni los españoles. Una serie que sigue creyendo que poner a Resines a dar collejas tras la barra de un bar es efectivo. Ni el simple hecho de hacer eso produce nostalgia. Tira de elementos que ya conocimos de Ana y los 7 (y es que es de los mismos creadores) en la que una familia de niños huérfanos tiene que aprender a reponerse. 

iFamily llega con dos décadas de retraso, por lo menos. Nada más que añadir, señoría.