Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Atresmedia se queda sin discurso: Mediaset también gana en el primer trimestre

La compañía de Paolo Vasile obtiene más ingresos y beneficios que su rival.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
28.04.2017 | 18:32

A Atresmedia se le ha caído el discurso que había vendido a los medios durante los últimos años en el inicio del curso. El pasado año era fácil leer en algunos medios que Atresmedia había desbancado a Mediaset España en inversión publicitaria. Sin embargo, más allá de los ansiados titulares perseguidos en aquella casa, esta victoria no era más que un espejismo respecto a lo que terminaría sucediendo al final del año.

Este año esos titulares no aparecerán por ningún sitio. De hecho hasta es difícil encontrar que, al contrario de lo que sucedió el año pasado, Mediaset no sólo ha liderado en ingresos publicitarios sino también en beneficio.

Mediaset ha obtenido más del doble de beneficios que Atresmedia

Así lo ha confirmado Infoadex: de enero a marzo de 2017 Mediaset alcanzó 225,5 millones en inversión, lo que supone un incremento de 5,8%; mientras que su rival Atresmedia se ha quedado en 224,2 millones de euros, un 3,2% más que en 2016.

Lo mismo dicen los propios grupos. Mientras la compañía liderada por Paolo Vasile ha obtenido unos ingresos de 240,4 millones, la de Silvio González ha conseguido 239,7 millones de euros, 259,1 millones de euros si incluimos la radio. 

En cuanto a beneficios, más de lo mismo. Mientras Mediaset España ha cerrado el primer trimestre de 2017 con unos beneficios de 60 millones de euros, un 21% más que el pasado año; Atresmedia se ha quedado en 28,4 millones de euros, un 4,5% más que en 2016.

Esto se debe en gran parte a que la parrilla de Atresmedia es mucho más costosa que la de Mediaset. Los costes totales del grupo con sede en San Sebastián de los Reyes se dispararon hasta 222,2 millones, mientras que los de su rival se quedaron en 163,7 millones.

Y eso que Mediaset España no ha dudado en tener producción propia en su prime time durante los siete días de la semana. Sin embargo, ni siquiera este esfuerzo económico ha podido superar a la inversión hecha por su rival con la Champions League.

Estos son los datos, suyas las conclusiones.