Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Los mejores momentos de 'Las Campos' en NY: de la porra al perrito

María Teresa, Terelu y Carmen pusieron rumbo a la ciudad que nunca duerme para celebrar la Navidad.

Redacción
@Bluper
28.12.2017 | 10:18

El viaje de Las Campos a Nueva York se podría resumir de dos formas: compras y comidas. Aunque María Teresa Campos, Terelu y Carmen hicieron otras muchas cosas, la mayor parte del tiempo lo pasaron gastándose el dinero en algún capricho o comiendo algo grasiento por la calle. 

Este miércoles, Telecinco estrenó la tercera temporada de Las Campos. En esta ocasión, las protagonistas del programa se han sacado el pasaporte para pdoer viajar por todo el mundo. Su primera parada es Nueva York, donde pudieron disfrutar de la Navidad en la ciudad que nunca duerme. 

El viaje empezó movidito. Carmen Borrego tiene miedo a volar y se tomó alguna que otra pastilla para ir un poco más tranquila en el avión. Tanto es así que se entendía muy poco lo que estaba diciendo. 

La que parece que no se lo pasó muy mal en el avión fue Terelu Campos. La hija de María Teresa se pidió un buen plató mientras viajaba y los espectadores ya pudieron disfrutar de su primera comida. 

Una vez llegaron a Nueva York fueron recogidas por una limusina. A María Teresa no le hizo mucha gracia ir en ese coche después de que la policía de Nueva York hiciese que pasara un control ya que la máquina no cogía sus huellas. "¿Los dedos secos? Si soy la reina de las cremas", decía la presentadora. Dentro de la limusina, María Teresa cogía un tercio de cerveza como si de un botellón se tratara. 

Su primera aventura juntas en Nueva York fue disfrutar de un paseo en un coche de caballos. Pero la fiesta no fue tan divertida como ellas creían cuando aparecieron fotógrafos españolas para captar su viaje. María Teresa, muy enfadada, decidió esconderse para que no saliesen buenas fotografías.

Entre restaurante y restaurante, los espectadores pudieron ver lo bien que se le da el inglés a Terelu. La hija de María Teresa iba pidiendo ayuda por la calle de una forma muy especial. "Lo que no entiendo es el americano", decía la colaboradora de Sálvame para hablar de su acento. 

María Teresa Campos le quiso comprar un pequeño detalle a sus hijas en Nueva York. Amante de los zapatos, la presentadora decidió que sus hijas eligieran el par que más les gustaba y que se lo llevaran a casa. Al final, María Teresa se dejó casi 4.000 dólares en la tienda. 

Como premio de una tarde de turismo, las chicas se fueron a tomar un tentenpié a un restaurante. Terelu, maestra de los perritos, quiso imitar una de las escenas de la película Cuando Harry encontró a Sally en la que la protagonista tiene un orgasmo comiendo. Los gritos de Terelu dejaron con la boca abierta a su hermana y a su madre. 

Como colofón de un gran viaje, Terelu tuvo que enfrentarse a sus peores enemigos por las calles de Nueva York. No eran los fans ni los fotógrafos: eran las palomas. Un grupo de palomas atacó a la colaboradora, quer terminó pegada a la pared gritando y suplicando por su vida.