Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Una RTVE renovada al 100% corre peligro de no llegar hasta septiembre de 2018

Telemadrid eligió a su director en enero y no inaugurará su nueva etapa hasta este septiembre.

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez.
El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
29.08.2017 | 09:00

La ansiada RTVE independiente y plural tendrá que esperar. El pasado junio, El Congreso de los Diputados aprobaba llevar a cabo la renovación del Consejo de Administración de RTVE y de su presidente en un plazo de tres meses mediante un formato parecido al concurso público.

Un plazo que se va a llevar al límite. Y es que, según ha podido saber este portal, la proposición de ley que reforma la anterior ley de elección de los órganos gestores de la Corporación no pasará por el Senado hasta la cuarta semana de septiembre y por el Congreso hasta la primera de octubre.

Tras esto se abrirá un procedimiento de concurso público al que los profesionales que aspiren al Consejo de RTVE deberán presentar un proyecto para la Corporación ante una comisión de expertos, que decidirá su valía. 

Si tomamos como referencia Telemadrid, que abrió su concurso público para elegir a su nuevo director en noviembre de 2016 y éste no fue elegido hasta enero de 2017 y no tomó posesión hasta finales de febrero de 2017, RTVE no tendría presidente hasta el primer trimestre de 2017.

De esta forma puede que ocurra como en la televisión pública madrileña, que hasta el próximo 18 septiembre no dará el pistoletazo de salida a nueva programación, aunque en los últimos meses ya se han empezado a ver algunos cambios.

Es decir, una RTVE renovada al 100% no llegará hasta septiembre de 2018 ya que, aunque se puedan producir cambios en sus informativos tras la elección de su presidente, la actual directiva seguirá aprobando programas hasta sus últimos consejos para evitar una paralización.

Evitar el bloqueo

Esta nueva RTVE, no obstante, podría haberse retrasado aún más de no ser porque el PSOE consiguió introducir un mecanismo de desbloqueo en la propuesta de la nueva ley de RTVE. En Telemadrid, por ejemplo, el PP bloqueó durante un año los candidatos propuesto por PSOE y Podemos.

De esta forma, de no lograrse el apoyo de dos tercios, se procederá a una segunda votación pasados como mínimo 15 días, en la que los candidatos podrán ser designados por una mayoría absoluta siempre y cuando su candidatura haya sido propuesta por al menos la mitad de los grupos parlamentarios de las cámaras, lo que actualmente supone cuatro formaciones parlamentarias.

Cualquier ciudadano podrá optar al Consejo de RTVE: tendrá que presentar su candidatura y su proyecto ante una comisión de expertos, que decidirá su valía. Después, los candidatos comparecerán ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de control de RTVE, que hará la selección, y la votación final se mantendrá residenciada en los Plenos de ambas Cámaras.