Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La prepotencia de Movistar, sin sentido: TVE o Antena 3 invierten más en ficción

La compañía ha llegado a decir que la mayoría de series de Netflix son irrelevantes.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
22.01.2017 | 00:34

Hace unos días, Movistar presentaba en Sevilla su primera gran serie original: La Peste. Durante el viaje hasta la capital hispalense, algunos de los más de 30 periodistas acreditados hacían su quiniela sobre los posibles protagonistas de la serie dirigida por Alberto Rodríguez.

Los periodistas esperaban un gran reparto internacional para La Peste

Teniendo en cuenta las aspiraciones de la compañía española por competir a nivel internacional con otras creadoras de contenidos como HBO o Netflix, no era descabellado pensar en nombres internacionales como Javier Bardem, Antonio Banderas o Penélope Cruz para así hacer más sencilla su venta fuera de nuestras fronteras.

Su gozo quedó en un pozo. La única gran estrella que apareció por la Casa de Pilatos fue Paco León. El resto del reparto, salvo Manolo Solo, eran rostros desconocidos. Las caras de algunos de los periodistas allí presentes eran un poema.

La sorpresa, sin embargo, fue mayor sólos unos minutos después. La prepotencia demostrada por el presidente de Telefónica, Luis Miguel Gilpérez, a la hora de defender su producto dejó atónitos a los allí presentes. “Vamos a contar con el mejor talento de nuestro país para hacer aquí series de calidad con la factura del mejor cine. Movistar+ pronto será el principal hub de contenidos originales en español”, dijo el directivo.

Los comentarios entre los asistentes no se hicieron esperar. ¿Y las demás cadenas de televisión de nuestro país no hacen series de calidad? ¿Ha venido un operador sin experiencia en ficción a darle lecciones a cadenas de televisión que llevan décadas alumbrando series?

¿Son tanto 70 millones?

Pero ahí no quedaba la cosa. Aprovechando que las cadenas de televisión se niegan a revelar su inversión en series, Gilpérez aprovechó para anunciar la cifra que invertirán en ficción al año con una clara intención de provocar cierta impresión a la prensa: ¡70 millones de euros al año!

Y así fue. A las pocas horas no eran pocos los medios que incidían en que la inversión que hará Movistar para luchar con Netflix o HBO. Pero, ¿de verdad es una cantidad para llevarse las manos a la cabeza? Ni mucho menos. TVE invirtió el pasado año 90 millones de euros y Antena 3 algo más de 70 millones.

Por ejemplo, sólo las series de sobremesa como Amar es para siempre y El secreto de Puente Viejo cuestan a la cadena de Atresmedia 30 millones de euros. Lo mismo sucede con Acacias 38 y Seis Hermanas. Cuéntame costó 15 millones de euros y series como Velvet, Mar de plástico o Vis a vis entre 6 y 8 millones de euros.

Es cierto que Movistar va a invertir 1,6 millones de euros por cada capítulo de La Peste. Algo hasta ahora inusual en nuestra televisión. Pero, si tiramos de calculadora, difícilmente la compañía podrá mantener este presupuesto en las 10 series que tiene programadas para 2017 a no ser que haga ficciones de cuatro capítulos.

Además, es evidente que habrá una diferencia importante de presupuesto entre unas series y otras. Sin ir más lejos, la compañía ha ofrecido un premio de 5.000 euros para el guión de un episodio de una serie de televisión dentro de su concurso Notodofilmfest.

Series irrelevantes

Pero Gilpérez no fue el único que mostró cierta prepotencia a la hora de hablar de la futura ficción de Movistar. El  director de ficción de la compañía, Domingo Corral, también se atrevió a decir que “la mayoría de las series de Netflix son irrelevantes”. Tan irrelevantes que la propia Movistar vende su paquete de series con ficciones del gigante del streaming.

Es de agradecer que Movistar llegue con tantas ganas al sector y con una inversión anual de 70 millones de euros. Todos salimos beneficiados con ello. Los principales actores ya no sólo serán TVE, Atresmedia y Mediaset España. El juego está asegurado.

Sin embargo, si lo que de verdad quiere es aumentar su número de abonados, ya va siendo hora de dejar de lado esa actitud elitista que no le lleva a ninguna parte y que tanto daño hizo en el pasado a Canal +. La televisión de pago no es sólo para unos pocos.