Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Por qué la crisis del PSOE ha enganchado como si fuera el culebrón 'Sálvame'

Juan M. Fdez
@juanmafdez
03.10.2016 | 12:00

La crisis del PSOE tiene a la audiencia enganchada. Sólo hay que echar un vistazo a los datos de audiencia de laSexta el pasado sábado, cuando convirtió su programación en un monográfico de esta guerra, para darse cuenta de la expectación creada. Pero, ¿qué nos atrapa tanto? ¿Cómo crean aún más interés las televisiones para que el espectador se quede atrapado?

Durante los últimos días no ha sido difícil encontrar comentarios en redes sociales que equiparen las luchas en el principal partido de la izquierda con Sálvame o incluso con Gran Hermano. Pero, ¿por qué? Muy sencillo. La crisis del PSOE ha contado con elementos propios de este tipo de programas e incluso de los culebrones de sobremesa de TVE.

1. Las tramas

Como todo buen culebrón, la crisis del PSOE ha contado con tramas cargadas de drama, suspenso, un poco de comedia (¿Qué fue si no el momento Telepizza?) y, sobre todo, venganza y traiciones. Los mismos que un día auparon a Pedro Sánchez a la secretaría general han sido los que le han obligado a renunciar.

2. Personajes potentes y reconocibles

El PSOE forma parte de nuestra historia. Es el partido que más años ha gobernado España. Los espectadores conocen de quiénes les están hablando: Felipe González, Rodríguez Ibarra, Pedro Sánchez, Susana Díaz… E incluso Verónica Pérez, hasta entonces desconocida, ha conseguido hacerse un nombre con su ya mítica frase: “Aquí la autoridad soy yo”. 

3. Buenos y malos

Estos personajes, como en todo culebrón, se dividen en buenos y malos. Para unos, los críticos con Sánchez han sido unos golpistas con la intención de entregar el poder al PP. Para otros, el ya exsecretario general representaba al villano de telenovela por enrocarse en el cargo y no asumir responsabilidades. Susana Díaz como Ángela Channing. Pedro Sánchez como JR.

4. Cachetadas

¿Qué sería de una buena telenovela sin una pelea de gatas? ¿Sin una buena ‘cachetada’? En la crisis del PSOE no sólo hemos tenido peleas de gatas, sino hasta una intención de ‘cachetada’ por parte del número dos de Susana Díaz a Pedro Sánchez en el Comité Federal del sábado.

5. Los fans

Y cómo no, la telenovela del PSOE ha contado con sus fans. Fans que se agolpaban a las puertas para posicionarse del lado de unos u otros. “¡Golpistas! ¡Golpistas!”, gritaban. Fans que hablaban a las cámaras al estilo de aquellas adolescentes destrozadas por la separación de Take That.

6. Multipantalla

Está pasando, lo estás viendo. PSOE 24 Horas. La crisis del partido ha sido retransmitida a todas horas por las cadenas. Incluso TVE, poco dada a cortar su programación para incluir informaciones políticas de última hora, decidió contarle a sus espectadores el pasado miércoles que habían dimitido 17 dirigentes socialistas. Y todo ello, tanto en la pública como en las privadas, con multipantallas para que el espectador no se pierda nada de lo que estaba pasando. Mucho reportero, mucha conexión. Y hasta cámaras en el interior para poder ver los entresijos de Ferraz o a Miquel Iceta tomándose un café con Susana Díaz, al estilo de Sálvame siguiendo a sus colaboradores hasta los pasillos.

7. Cebos

El espectador no se puede aburrir. Y para ello hay que mantener su atención con pequeños trucos televisivos. A los ya populares titulares llamativos a modo de cebo, laSexta ha estrenado estos días las alertas de móvil. En la parte superior derecha de la pantalla aparecía un dibujo con un móvil que se iluminaba cada vez que el presentador o un tertuliano se encendía. El espectador, como un niño en una feria, no perdía detalle de la lucecita.

8. La música

La música, por supuesto, no podía faltar. Músicas épicas de fondo como ocurre en Al rojo vivo, efectos de sonido para recalcar los giros. Mucho tachán buscando que el ‘uy,uy,uy’ del espectador.

9. El presentador

Como en Sálvame, el culebrón del PSOE también ha contado con un presentador que vivía apasionado las tramas y se mojaba. García Ferreras se pasó todo el sábado encerrado en laSexta, algo así como Jorge Javier Vázquez en Telecinco. Algunos incluso bromeaban con que dormiría esa noche en la cadena. Además, al igual que los personajes del culebrón, también ha contado con defensores y detractores.

10. Giros de guión

Y cómo no podía ser de otra forma, la ‘telenovela’ socialista también ha contado con importantes giros de guión. De hecho así ocurrió el sábado cuando después de más de doce horas de dimes y diretes, Sánchez perdía la votación a mano alzada y dimitía. ¿Le terminaremos viendo sentado en el Deluxe?