Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El público prefiere tomarse un café con Griso que desayunar con Sergio Martín

'Los desayunos' de TVE cerrarán noviembre por debajo de la media de la cadena.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
01.12.2016 | 13:30

Susanna Griso estrenaba estrategia esta temporada. Espejo público se convertía en un programa más madrugador desde el pasado mes de septiembre, arrancando a las 8:30 horas con el lanzamiento de la sección Un café con Susanna, donde la presentadora entrevistaba a diversos personajes de jugosa actualidad. Una estrategia con doble resultado positivo. 

Comenzar antes significa empezar a ganar espectadores desde más temprano. Eso significa que Espejo público empieza con una base mucho más fuerte de audiencia y así es mucho más competitivo de cara a enfrentarse con El programa de Ana Rosa. Aunque sigue siendo segunda en su franja de competencia contra Telecinco, ha logrado mejorar sus resultados. 

Pero donde de verdad se ha vuelto muy productiva Griso ha sido a primera hora de la mañana. A partir de las 8:30 horas, cuando hasta ahora Antena 3 emitida su informativo matinal, Un café con Susanna se está convirtiendo en una buena marca para la cadena y está afianzando su liderazgo. 

El gran perjudicado es Sergio Martín y sus desayunos. Desde que se estrenase en septiembre con un 13,6% de cuota de pantalla media, Un café con Susanna ha subido a un 14,8% en noviembre, logrando colocarse como la primera opción a primera hora de la mañana y superando así a la oferta de TVE, que hasta ahora se mantenía como la sugerencia favorita para los espectadores. 

En este mes de noviembre, Martín ha logrado mantener en Los desayunos una media de un 9,9% de cuota de pantalla. Se trata de una caída bastante importante teniendo en cuenta que en noviembre de 2015, con María Casado al frente del programa, el espacio informativo marcó una media de un 12,2% de cuota de pantalla. 

Con la llegada de Susanna Griso como competencia directa de Martín, al tratarse de un programa de entrevistas, normalmente políticas, el espacio de la pública es el programa que más se ha resentido ante la nueva estrategia de Antena 3. El desayuno de Martín ya no gusta tanto como el que preparaban antes María Casado o Ana Pastor en TVE. 

Los Desayunos de TVE sigue sin superar la barrera psicológica del 10% en esta nueva etapa del programa. Aunque el espacio histórico ya había sufrido un notable desgaste en sus anteriores temporadas, siempre había mantenido sus audiencias por encima de la media de la cadena. Este mes, sin embargo, Los desayunos estarán por debajo de la audiencia de La 1 en noviembre, que marcan una media de un 10,5% de cuota.