Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

'Pulsaciones' se despide como la serie menos vista de A3 desde 2012

La serie de Emilio Aragón ha promediado un 13% de cuota y 2.116.000 espectadores.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
15.03.2017 | 11:30

Pulsaciones no era una serie tradicional de Antena 3. Una ficción difícil, complicada y que tal vez se pasaba de rosca a la hora de exigir demasiado a los espectadores. Su principal impacto mediático era la dirección de Emilio Aragón. Sin embargo, ni este hecho ha conseguido que la serie se haya despedido de la audiencia como la menos vista de la cadena desde 2012.

Y eso que empezó atrayendo el interés de un 17,1% y 3.011.000 espectadores en su estreno el pasado 10 de enero. Sin embargo, poco a poco ha ido perdiendo audiencia hasta anotar mínimo en su final de este martes con un 11,4% y 1.816.000 espectadores, según datos de Dos30'.

Ha promediado un 13% de cuota de pantalla y 2.116.000 espectadores

Esto ha hecho que la serie haya terminado promediando en su temporada un 13% de cuota de pantalla y 2.116.000 espectadores. Hay que retroceder en el tiempo hasta 2014 para que una serie de Antena 3 tuviera tan mal dato en share (Cuéntame un cuento, con un 12,7%), y hasta 2012 para un dato peor en espectadores (Imperium, con 1.469.000 espectadores).

Estos datos hacen difícil que la cadena de luz verde a una segunda temporada de Pulsaciones. Aunque la serie estaba pensada y estructurada para contar con una única tanda de episodios, Aragón confesó que la cadena estudiaba la posibilidad de renovar el serial como una antología.

¿Una antología?

"Si el público acoge la serie, la segunda temporada estará conformada por nuevos personajes. Una nueva historia que no tendrá nada que ver con esta primera tanda, pero con la premisa del transplante de corazón y dentro del thriller", ha afirmado Aragón mientras Sonia Martínez, directora de ficción del grupo Atresmedia Televisión se echaba las manos a la cabeza ante lo precipitado del comentario.

"Será algo más oscuro, pero esto es algo que tenemos que discutir Sonia y yo", relató el productor de la ficción mientras que Martínez mantenía e ironizaba que su meta es llegar a convertir una posible nueva temporada de la serie en una comedia romántica.

"A mí me gustaría. Primero vamos a cruzar este punte. Ojalá que funcione y podamos continuar. A mí la idea de poder contar con ellos otra vez como se hace en Estados Unidos. Realmente es la idea de la antigua compañía, de las compañías de teatro, que cada día representaban una obra distinta. Creo que para el espectador aportaría. Sería comentarlo con Antena 3, pero sería interesante ver a Pablo Derqui hacer de antagónico, por ejemplo", ha concluido.