Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Quién miente en la guerra entre Susanna Griso y Ana Rosa Quintana?

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
10.10.2016 | 00:00

Espejo público arrancó esta temporada con una nueva estrategia: el programa de Susanna Griso en Antena 3 comenzaría a las 8:30 horas, media hora antes de lo habitual, y a su vez dividirían todo el programa en tres bloques para despedazar sus audiencias. La duda llega cuando ambas cadenas, Antena 3 y Telecinco, su cuelgan la medalla de triunfadoras. ¿Quién miente?

Desde el pasado 5 de septiembre, Espejo público tiene tres bloques muy diferenciados. De 8:30 a 9:00 horas, Un café con Susanna, donde la periodista entrevista a un personaje de relevancia. En este primer tramo, Griso cabalga sola sin la competencia de El programa Ana Rosa. Después, de 9:00 a 11:45 llega el núcleo duro del programa. Como novedad, este año el programa separó la parte que va desde las 11:45 hasta las 12:20 horas llamándolo La última hora

La razón es bien sencilla: las audiencias de Espejo público son mejores en el bloque central y aflojan en la parte final. Por eso desde la cadena se quería destacar este tramo con mejor media que el programa al completo, sin opciones a liderar frente a Ana Rosa Quintana. 

Pero los datos hablan por sí solos: desde el pasado 5 de septiembre, día en el que Susanna Griso se incorporó al programa, Espejo público ha ganado un día de las 29 emisiones si tenemos en cuenta la franja de coincidencia de 9:00 a 12:20 horas. Si, como piden desde Antena 3, se comparase sólo de 9:00 a 11:45 horas, el programa de Griso sigue sin adelantar a su competencia y gana nueve de las 29 emisiones. 

Este análisis todavía tiene un trasfondo más complicado de lo que parece. ¿Qué hace subir a Espejo Público en su tramo central? Es ahí donde entra un aspecto fundamental a la hora de analizar el funcionamiento de ambos programas: la ocupación publicitaria. Esto es: el porcentaje que ocupa la publicidad dentro de la emisión de un programa de televisión. 

Analizando el pasado jueves, que sirve como ejemplo para ver lo que sucede el resto de días, El programa de Ana Rosa mantiene una ocupación publicitaria de un 14,6% durante toda su emisión. El tramo central de Espejo público, el que pretenden que se compare con Telecinco, sólo tiene una ocupación publicitaria de un 7%, menos de la mitad. El truco llega cuando, en la parte final del programa, en La última hora, Espejo público introduce todo su baluarte publicitario y tiene una ocupación de un 48%. Casi la mitad de toda esta emisión es publicidad. 

Siguiendo con el jueves 6 de octubre: Espejo publico tuvo tres cortes publicitarios, de 10:21 a 10:34 horas (17 minutos), de 11:46 a 11:59 horas (13 minutos) y de 12:13 a 12:16 horas (3 minutos). Como se saca en claro desde que Antena 3 decidió trocear su programa, los dos últimos bloques de publicidad están programados en La última hora. Esto quiere decir que el bloque central de Espejo público sólo tiene un bloque de publicidad cuando se anuncia su media diaria y El programa de Ana Rosa tiene tres bloques. 

A pesar de ganarse un titular, el problema de Antena 3 llega cuando tiene que vender su publicidad. El programa de Ana Rosa vende anuncios dentro de un programa que el pasado jueves marcó un 18,7% de cuota media durante todo el día. Espejo público sólo tiene un bloque de publicidad donde  el pasado jueves tuvo un 19,3% de cuota. Los otros dos bloques de publicidad están metidos en un bloque que el jueves pasado marcó un 13,3%, por lo que hace mucho más complicada su rentabilidad.