Cabeceras especiales

Cabecera

NOTICIA

Ric Flair (‘Pressing Catch’) desvela su adicción al alcohol y al sexo en un documental

Afirma haberse acostado con 10.000 mujeres y que bebía hasta diez cervezas al día

Redacción
@Bluper
12.11.2017 | 11:04

Uno de los luchadores de wrestling que más hemos visto en la televisión de España es Ric Flair. El conocido como ‘Nature Boy’ (o ‘Chico Natural’, dependiendo del locutor) protagonizó numerosos combates en el Telecinco de los 90 dentro del programa Pressing Catch, más tarde en Luchadores WCW también en Telecinco, y cuando Cuatro rescató el Pressing volvimos a verlo en activo.

Ahora, a los 68 años y recuperándose de una operación de urgencia por una obstrucción intestinal, la estrella de la lucha libre ha confesado por televisión haber sufrido problemas de adicción al alcohol y al sexo. En un documental llamado Nature Boy emitido esta semana en la cadena ESPN, y en el que aparecían más de cuarenta luchadores (como Hulk Hogan o El Enterrador), Flair ha contado los problemas que ha tenido para serle fiel a sus cuatro esposas, con testimonio incluso de sus exparejas, que lo señalaron como una persona que no se preocupaba de su hogar ni de sus hijos.

En la película, Flair confiesa haberse acostado con más de 10.000 mujeres, y relata cómo cuando se iba a luchar a lo largo y ancho de Estados Unidos acababa siempre buscando compañía nocturna. “Si estás luchando y estás en Hutchinson, Kansas, y vas a pasar la noche allí, voy a encontrar algo que hacer. No voy a pasar la noche solo”, explica ante las cámaras el atleta.

Además de con las mujeres, Ric Flair confiesa haber tenido dependencia al alcohol, lo que le llevaba a beber a diario hasta diez cervezas. Su mayor momento de adicción lo vivió en los años 80, época en la que empezó a tratarse. Sus problemas con la bebida empezaron en 1972.  Triple H, otro luchador, habla en el documental de cómo usa Flair como un ejemplo para luchadores jóvenes, que puede tenerlo todo pero terminar en un lugar precario si no saben gestionarse bien.

El momento más dramático del documental llega cuando Flair relata la muerte de su hijo Reid Flair, también luchador, y que falleció a los 25 años de una combinación de heroína y medicamentos recetados en 2013. Ric fue quien encontró el cuerpo sin vida de Reid en una suite de hotel en Charlotte. Al preguntársele qué le diría a su hijo hoy si pudiera, el wrestler se derrumba y dice: "Lamento el hecho de que a veces fui tu mejor amigo en vez de tu papá".