Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'Supervivientes 2015', el éxito de ir tras 'Gran Hermano VIP'

Chabelita Pantoja, expulsada durante la semifinal de 'Supervivientes 2015'
Jose Álvarez
@josealvarezc
12.07.2015 | 05:00

Supervivientes 2015 llega a su fin, y lo hace convertida en la segunda edición más vista de la historia del formato. Tan solo Supervivientes 2011, la que encumbró a Rosa Benito como ganadora, se sitúa por encima de ésta en audiencias.

A falta de la gala final, el concurso conducido por Jorge Javier Vázquez mejora en 5,7 puntos y medio millón de espectadores el dato de su pasada edición y lidera de forma indiscutible su franja de emisión con un 27,2% de share y 3.335.000 espectadores. En 2011, la media fue muy cercana con un 27,8%.

Además, el debate del programa conducido por Raquel Sánchez Silva también ha marcado un hito en la historia del formato al mejorar el número de espectadores (2.351.000 y 18%) en casi un millón respecto al de su edición más vista hasta el momento (la de 2011, con 1.395.000 seguidores). La clave en este caso ha sido no emitirse en late night como hasta ahora sino en pleno prime time.

Las claves del éxito de la última edición de Supervivientes

El éxito de esta edición no ha sido ni mucho menos por un gran cambio o mejoría dentro del universo Supervivientes. La edición de 2015 ha sido más ordenada que la de 2014 e incluso ha tenido un casting más potente, pero la verdadera razón de este crecimiento no ha sido sólo esa.

Las galas han seguido siendo caóticas, a pesar de la mejora, y muy largas. Lara Álvarez no ha hecho un mal papel, pero no ha llegado a interactuar de la manera que lo hacía Raquel Sánchez Silva desde la isla.

La programación ha sido clave para que la última edición haya sido la segunda más vista de la historia

El verdadero motivo para la mejoría de la audiencia de Supervivientes hay que buscarlo fuera. La programación ha sido clave para que la última edición haya sido la segunda más vista de la historia, ya que el programa se estrenó pocos días después del final de Gran Hermano VIP que revitalizó el formato de reality con famosos.

El formato de supervivencia no ha estado a la altura de su predecesor, pero ha sabido saciar muy bien la sed de programas con concursantes VIP que dejó GH. No ha habido una Belén Esteban, pero sí una Chabelita o un Nacho Vidal a los que también interesaba ver conviviendo.

Buenos personajes para las tramas

Quizá esa ha sido otra de las claves de su éxito. Si en lugar de estos personajes hubieran metido los que concursaron el pasado año en Supervivientes, el resultado no habría sido tan positivo.

Había que cubrir la sed de "famosos conviviendo" con personajes a la altura, y estos han sido sin duda Nacho Vidal y Chabelita. El primero de ellos ha sorprendido dando algunas de las historias más controvertidas y mostrando una cara desconocida de un actor tan afamado como él.

Por su parte, Isa Pantoja ha sido lo que se esperaba de un personaje del clan al que pertenece. Ni su hermano Kiko ni su prima Anabel estuvieron a la altura, pero ella sí lo ha estado a pesar de ser la más tímida de la familia.