Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

'Twin Peaks': la moda del remake y la secuela de la serie clásica

El reencuentro de Laura Palmer y el agente Cooper no es el único previsto

El agente Cooper en el nuevo Twin Peaks
El agente Cooper en el nuevo Twin Peaks
Mike Medianoche
@mikemedianoche
21.05.2017 | 12:20

La creatividad no tiene límites, y no todo está inventado en televisión. Prueba de ello es que cada cierto tiempo aparece una serie que lo pone todo del revés con nuevas formas de contar historias, tramas nunca vistas y personajes que se salen del estereotipo maniqueo de buenos y malos. Pero lo difícil es venderle esto al espectador, que le llamen la atención desde el principio una historia completamente original.

Por eso en los últimos años estamos viviendo una era dorada del reboot, el remake y la secuela de míticas series. Porque de esta manera el espectador ya sabe solo con el nombre qué se va a encontrar desde un primer momento, cómo serán los protagonistas, y además se tirará de la nostalgia, tan recurrente desde la implosión de las redes sociales.

Las que mantienen el elenco original

Twin Peaks ha sido la última en aparecer. Han tenido que pasar 26 años para estrenar una tercera temporada de la serie en que contaba el lado oscuro de los habitantes de un ficticio pueblecito de Washington. La nueva tanda de capítulos llega envuelta en un misterio mayor que el de las causas de la muerte de Laura Palmer: Showtime no ha ofrecido pases de prensa, tráilers que no cuentan nada sobre los derroteros de la trama…

Habrá que confiar en aquella profecía que decía que Laura Palmer y el agente Cooper se reunirían 25 años después. Al frente del elenco está nuevamente Kyle MacLachlan como el agente y Sheryl Lee como Laura. Tras la cámara de los 18 episodios que formarán la temporada está David Lynch, creador y guionista de la serie original pero que solo dirigió media decena de entregas de los capítulos de los 90.

En Fox veremos nuevas aventuras de Expediente X. La ficción que nos demostró que “la verdad está ahí fuera”  tendrá una nueva tanda de diez capítulos para la temporada 2017-2018. Entre 1993 y 2002 se emitieron las primera nueve temporadas, y debido al fenómeno fan de la serie en 2016 se estrenaron seis nuevos capítulos protagonizados por David Duchovny y Gillian Anderson. Funcionaron tan bien que ahora tendrán continuación. Mientras, para hacer boca, en Energy han programado para esta noche seis capítulos de la primera temporada.

Sin tiempo para tener nostalgia

Cada vez nos dejan menos años para echar de menos una serie o a unos personajes.  Will & Grace regresará el otoño, contará con doce entregas sobre el día a día de la diseñadora de interiores y el abogado homosexual cuyas aventuras se emitieron originalmente entre 1998 y 2006; Eric McCormack y Debra Messing repiten como protagonistas. 

Menos tardó en resucitar Prison Break, que acabó su primera era en 2009 y que en 2017 estrenó nuevos capítulos con su reparto original. Y lo mismo sucede con 24 Legacy (2016),  secuela de 24, que desapareció de las pantallas en 2010 pero que puntualmente regresaba en forma de miniserie.

La vuelta de tuerca a las soap operas

La soap opera es el género televisivo al que pertenecían Santa Bárbara, Falcon Crest, Dinastía o Dallas. Es el equivalente norteamericano, glamuroso y sofisticado, del culebrón venezolano volverá a estar en auge gracias a un reboot de Dinastía, para The CW. Estaría a cargo de los creadores de Gossip Girl, Josh Schwartz y Stephanie Savage, y de momento, se ha prometido al espectador que la oscuridad de los personajes estará por encima del lujo original. La trama principal girará sobre Fallon Carrington, hija del adinerado Blake Carrington.

Es difícil aventurar cuántas temporadas aguantará en antena esta nueva Dinastía. Lo que sí sabemos es que Dallas, la serie sobre petróleo y ganado que se emitió entre 1978 y 1991, tuvo tres temporadas nuevas entre 2012 y 2014. Fue una secuela directa de la original, rescatando viejos personajes (interpretados por los mismos actores) y se incluyeron otros nuevos.

Reboots con más sombras que luces

Rehacer una serie emblemática con la misma premisa pero con nuevos actores y personajes es harto difícil. Cuando piensas en el protagonista de El coche fantástico te viene a la cabeza David Hasselhoff y no Justin Bruening, el protagonista de la serie de 2008. Bruening fue el Michael Knight de la nueva generación, hijo del Knight original y que también conduce un coche con inteligencia propia para luchar contra el mal tal como hizo su progenitor.

El pasado 2016 se estrenó MacGyver, un reinicio de la saga televisiva protagonizada en los ochenta por Richard Dean Anderson. El nuevo MacGyver fue Lucas Till, quien como su predecesor combatía al villano Murdoc y a todo el que se tercie aprovechando su inteligencia para construir herramientas con lo que tuviese a mano. Tanto El coche fantástico como MacGyver duraron una sola temporada.

Algo más de suerte tuvo 90210, el reboot de Sensación de vivir, la serie que enloqueció a los jóvenes de medio mundo a inicio de los 90, incluido los españoles. Las aventuras de los nuevos jóvenes de Beverly Hills empezó en 2008 y duró cinco temporadas, aunque no hicieron demasiado ruido, y menos comparado con su predecesora.