Cabeceras especiales

Cabecera

GENERACIÓN UHF

El verano (que era invierno) en que se nos murió Chanquete

Carmen Aniorte
@kaniorte
15.07.2015 | 06:00

No es mentira que Chanquete murió al final del verano en la serie; pero para los que seguíamos Verano Azul todo ocurrió mientras en nuestras ventanas soplaba el viento del invierno. ¿Que fue un trauma para algunos? Cierto, ¿Qué podían haberlo contado de otra manera? También. Aunque tengo que reconocer años después, y tras varias reposiciones en TVE a las nuevas generaciones acostumbradas a no saber distinguir las noticias de un informativo con las imágenes de una serie, la muerte del pobre Chanquete no les causa el mismo efecto e incluso hay alguno que le produce un efecto cómico -sádicos los hay en todas partes- la secuencia del pobre Pancho corriendo por la playa gritando a quien le quiera escuchar la ya famosa frase “¡¡¡Chanquete ha muertoooo!!!”.

El maestro Mercero es así y quiso con su sabía maestría mostrar en esta serie el lado dulce y el lado amargo de la vida. En cada capítulo de Verano azul el viejo pescador enseñaba a los pequeños la realidad del mundo que les había tocado vivir y que a sus progenitores se les había olvidado mostrar.

Dirigida por Antonio Mercero, su pegadiza sintonía -que acompañaba las imágenes de la costa malagueña de Nerja y las granadinas de Motril y Almuñecar- era del maestro Carmelo Bernaola. La serie se rodó durante 16 meses entre finales de agosto de 1979 y diciembre de 1980. Recuerdo que un día hablando con Antonio Mercero y recordando alguna anécdota en una de la múltiples repeticiones de la serie este me decía “aunque no lo parecía fue una serie costosa no sólo en dinero, sino también en tiempo".

"Realización de guiones, localizaciones, rodaje, inclemencias del tiempo, montaje... fueron casi tres años hasta que estuvo lista para su emisión”, aseguraba Mercero. Verano Azul se emitía en la sobremesa del domingo, la misma franja en la que también gozó de enorme éxito La casa de la Pradera o Autopista hacia el cielo.

El primer episodio se emitió a primeros de octubre y llevaba por título El encuentro, mientras que el último El final del verano se emitió a mediados de febrero de 1982. Se realizaron 19 episodios, hay quien asegura que había otro más; pero que por problemas meteorológicas no se llegó a realizar. Se comenta incluso que Jorge Sanz tenía un papel destacado.

Mercero también formó parte del equipo de guionistas en los que también estaban Horacio Valcárcel y José Ángel Rodero. La producción era de Eduardo Esquide y la magnífica fotografía de la costa de Málaga era de José Fernández Aguayo y Francisco Fraile.

De factura argumental sencilla Verano azul relataba las aventuras y travesuras de un grupo de niños y adolescentes que pasan sus vacaciones de verano en una pequeña localidad de la Costa del Sol. En ningún momento se nombra el lugar; pero por los escenarios naturales en los que transcurren las historias no hay duda de que se trata de Nerja. Las edades de los pequeños oscilan entre los 8 y los 16 años, junto a ellos dos adultos: una pintora, un chico del pueblo y un viejo pescador retirado. Este último vivía en su vieja barca -”La dorada”- varada en medio de un bancal de tomates y con unas magníficas vistas al Mediterráneo.

Actores veteranos y noveles

¿Qué levante la mano quién no recuerda estos nombres: Chanquete (Antonio Ferrandis), Julia (María Garralón), Tito (Miguel Ángel Joven), Bea (Pilar Torres), Javi (Juan José Artero), Pancho (José Luis Fernández), Piraña (Miguel Ángel Valero), Quique (Gerardo Garrido), Desi (Cristina Torres)? Para los amigos de las curiosidades les diré que en la llamada vida real Bea y Desi son hermanas.

Junto a los pequeños grandes protagonistas la serie contó con un amplio reparto de secundarios de lujo: Manuel Gallardo, Elisa Montés (hermana de Enma Penella y Terele Pavez), Manuel Tejada, Helga Liné, Ofelia Angélica, Manuel Brieva, Fernando Sánchez Polack (hermano de Luis Sánchez Polack “Tip”), Lorenzo Ramirez, Fernando Hilbeck, Esther Gala, Concha Leza y el gran Roberto Camardiel en el papel del cascarrabias de buen corazón Don Epifanio , el alcalde de la localidad.

Mención especial merecen la pareja formada por Concha Cuetos y Carlos Larrañaga sus papeles de Pilar y Jorge, los padres divorciados de Desi, rol que volvieron a repetir en otro gran éxito de Antonio Mercero del que ya hemos hablado y que no es otro que Farmacia de guardia.

Mañanas de playa y chiringuito, tardes de paseos en bici, aventuras, verbena, retos, juegos, reuniones en la playa para ver atardecer, el sonido de una guitarra, tardes de lluvia, amistad y primeros amores. Eso era Verano azul, un retrato sencillo de los recuerdos de nuestra infancia o como nos hubiera gustado que fueran.